Sociedad Ecuatoriana de Cuidados Intensivos: 'Sufriremos junto a pacientes, pero llegaremos a la meta'

 Sociedad Ecuatoriana de Cuidados Intensivos: 'Sufriremos junto a pacientes, pero llegaremos a la meta'
Digiqole ad

“Los últimos reportes advierten que la probable mutación del virus ha hecho que ahora afecte a toda edad y a personas sanas con desenlaces clínicos igual de malos”, afirma Hernán Aguirre Bermeo, Md Ph. D. en Medicina Crítica por la Universidad Autónoma de Barcelona-España y presidente de la Sociedad Ecuatoriana de Cuidados Intensivos.

Haciendo una breve pausa de su intenso trabajo como jefe de la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Vicente Corral Moscoso de Cuenca, Aguirre-Bermeo recalca la urgencia de que la ciudadanía se quede en casa para disminuir la propagación del virus COVID-19.

Hernán Aguirre Bermeo,presidente de la Sociedad Ecuatoriana de Cuidados Intensivos

¿Por qué es tan crítico el coronavirus?
El COVID-19 ha alcanzado la clasificación de pandemia y produce una enfermedad inicial del sistema respiratorio que de acuerdo con su evolución puede causar una inflamación severa del tejido pulmonar llamado síndrome de distrés respiratorio agudo y posteriormente una reacción inflamatoria generalizada con disfunción de todos los órganos del cuerpo humano. Esto hace que se necesite la intervención de casi todas las especialidades médicas (epidemiólogos, infectólogos, neumólogos, internistas, microbiólogos, intensivistas, cardiólogos, nefrólogos, entre otras especialidades). No es una enfermedad solo de medicina crítica, sino de todas las especialidades médicas, sumadas al grupo más importante y al único que puede modificar esta famosa curva de contagio, la población en general.

¿Los factores agravantes?
Las personas mayores de 65 años, hipertensión, diabetes, estados de inmunosupresión son los principales factores de riesgo. Esto no significa que el resto de población esté libre de enfermedad, ya que en ella se puede desarrollar la enfermedad y sobre todo el contagio persona a persona no distingue edad y este es el factor de control más importante, es decir, no importa si me enfermo o no, pero lo estoy contagiando y diseminando de igual manera.

Al ser un virus de reciente aparición, ¿cómo impacta la llegada de casos graves en las Unidades de Cuidados Intensivos?
Los diferentes escenarios clínicos que este virus produce en los pacientes son similares a otras infecciones, en esto los intensivistas estamos habituados a manejarlo. Sin embargo, la rapidez en la propagación, la rapidez en la descompensación clínica y el grado de colapso de la asistencia sanitaria es algo nuevo en la era actual y lo cual lo estamos viviendo y aprendiendo en el mundo.

La neumonía, antes de la llegada del coronavirus, ¿es frecuente en pacientes que llegan a UCI?
La insuficiencia respiratoria aguda que requiere el uso de ventilación mecánica invasiva o no invasiva es una de las principales causas de ingreso en las Unidades de Cuidados Intensivos de todo el mundo. La neumonía adquirida en la comunidad o la neumonía asociada a los cuidados de la salud es una de las primeras causas de insuficiencia respiratoria. Los médicos intensivistas estamos habituados a este tipo de patologías, la diferencia con el COVID-19 es la rapidez y el gran porcentaje de pacientes que requieren de ingreso a nuestras unidades, esto es algo a lo cual no estamos acostumbrados.

Como Sociedad de Cuidados Intensivos, ¿considera que Ecuador tiene la capacidad para contener las infecciones?
En todos los países en los cuales el COVID-19 ha tenido el comportamiento de contagio exponencial, los sistemas de salud se han visto superados. Sin embargo, las políticas de contención implementadas por los Gobiernos y el grado de cumplimiento del nuestro son el principal aliado en esta batalla. La población en general determinará si se puede frenar este comportamiento de diseminación exponencial, con lo cual nuestro sistema de salud podrá soportarlo y tal vez no ser superado. Depende mucho de ustedes, de que se queden en casa y de que sean extremistas en cumplir las recomendaciones de lavado de manos, etc., de esa forma nos ayudan mucho y no colapsaremos.

¿Cuáles son los desafíos que tiene el país para superar esta crisis?
El desafío principal está en la gente, insisto: quedarse en casa y cumplir las recomendaciones. En el Gobierno el principal desafío es gestionar adecuadamente los recursos, acentuar al máximo las medidas de contención y proporcionar en la medida de lo posible toda la ayuda necesaria al sistema de salud. En el personal sanitario el desafío es el mismo que tenemos diariamente, el luchar contra la enfermedad, el no claudicar y sobre todo el dejarnos guiar por nuestra convicción, solidaridad y civismo. Hemos nacido para esto, seguro que muchos no lo consideramos realmente un desafío, sino una maratón en la cual “sufriremos junto a los pacientes y familias”, pero llegaremos a la meta.

¿Qué recomienda para fortalecer el sistema de salud, en especial de las áreas críticas?
Pediría se invierta más en la salud y sobre todo se invierta mucho más en investigación, se necesita investigar para mejorar la atención de nuestros pacientes y mejorar los desenlaces clínicos, y sobre todo para estar preparados y enfrentar nuevas enfermedades como la pandemia por COVID-19. (I)

Digiqole ad

Artículos relacionados

Leave a Reply