Salen a la luz los documentosque implican al Príncipe Andrés en varios casos de abusos sexuales

 Salen a la luz los documentosque implican al Príncipe Andrés en varios casos de abusos sexuales
Digiqole ad

Dueño de una de las mayores fortunas inmobiliarias de EE.UU. y depredador sexual. Así era el magnate estadounidense Jeffrey Epstein, quien se ha suicidado este sábado en la prisión donde cumplía condena por abusos sexuales y organizar una red de tráfico de menores.

A menudo, las mujeres de las fiestas del multimillonario parecían ser demasiado jóvenes, algo que no importaba en exceso a sus asistentes, ese círculo de «amistades peligrosas» con el que se codeaba: desde expresidentes hasta miembros de la realeza. De hecho, un viejo amigo del ya desaparecido Epstein era el Príncipe Andrés, Duque de York. Aún más, una de las principales víctimas de Epstein, Virginia Giuffre, asegura que el magnate le obligó a tener relaciones sexuales con el hijo de la Reina Isabel II, algo que siempre se ha negado en el Palacio de Buckingham.

Tal y como informa la prensa británica, un Tribunal de Manhattan ha sacado a la luz los documentos judiciales que implican al Duque de York en un delito de abuso sexual horas antes del suicidio de su amigo Epstein. Al parecer el hermano del Príncipe Carlos habría manoseado el pecho a una joven en la mansión que Jeffrey Epstein poseía en la isla de Manhattan. La acusación estaba adjuntada dentro de un dosier judicial sin sellar, que trataban sobre un caso de difamación que involucraba en 2015 a Ghislaine Maxwell -principal socia de Epstein y heredera británica de la alta sociedad- de proporcionarle niñas menores de edad tanto al multimillonario como a su círculo social compuesto por personajes poderosos y afamados.

Maxwell fue demandada por Virginia Giuffre en 2015. La joven confesó que la socia de Epstein le difamaba, llamándole mentirosa. Giuffre también había alegado que Epstein la obligó a tener encuentros sexuales con el Príncipe Andrés, además de relatar que el magnate neoyorquino comenzó a abusar de ella a la edad de 16 años.

Por su parte, Buckingham se ha encargado de negar en numerosas ocasiones las graves acusaciones de Giuffre. En una de sus declaraciones sobre el caso, manifestaron que «cualquier sugerencia de incorrección con menores de edad es categóricamente falsa» y también negaron de manera explícita que el «royal» hubiera tenido contacto sexual con Giuffre. «Las acusaciones hechas son falsas y sin ningún fundamento», agregó la Familia Real británica.

Los documentos expuestos por los abogados de Giuffre también han presentado como prueba una declaración de Joanna Sjoberg, otra de las mujeres que acusó a Maxwell de llevarle a los brazos de Epstein. Además, los abogados de esta misma demandante describieron también acusaciones relacionadas con el Príncipe Andrew.

«Solo recuerdo que alguien sugirió una foto y nos dijeron que fuéramos al sofá. Y así Andrés y Virginia se sentaron en el sofá y pusieron la marioneta, la marioneta en su regazo. Y entonces me senté en el regazo de Andrés, creo que por mi propia voluntad, y tomaron las manos de la marioneta y la pusieron en el pecho de Virginia, y Andrés puso la suya en el mío», testificó Sjoberg ante el juez.

Una vez testifico Sjoberg, los abogados de Giuffre alegaron que «el testimonio de la Sra. Sjoberg corrobora el relato de la Sra. Giuffre de cómo el acusado la reclutó a ella (y a otras mujeres) bajo una artimaña de un supuesto trabajo legal para llevarlas a la mansión a tener relaciones sexuales con Epstein».

El documento también contiene una foto que, según los abogados de Guiffre, muestra al hijo de la Reina Isabel II «con su mano alrededor de la cintura desnuda de la Sra. Giuffre cuando era una menor, mientras posaba con [Maxwell], dentro de la casa [de Maxwell] en Londres».

Gracias a los documentos obtenidos, los abogados concluyeron que «esta fotografía en particular corrobora las afirmaciones de la Sra. Giuffre, y no hay otra explicación razonable de por qué un niño estadounidense debería estar en compañía de adultos y no de su familia, en la casa de Londres propiedad de la novia de un ahora condenado y delincuente sexual».

Maxwell ha negado las acusaciones ni su abogado ha respondido a ellas, al igual que tampoco han hecho comentario alguno al respecto los abogados de Epstein y Giuffre.

ABC

Digiqole ad

Artículos relacionados

Leave a Reply