Jorge Calderón, presidente del taxismo nacional, con sueldo de $ 6.000 por doble dirigencia

 Jorge Calderón, presidente del taxismo nacional, con sueldo de $ 6.000 por doble dirigencia
Digiqole ad

Hasta la víspera de su detención la mañana de ayer, el dirigente del taxismo nacional, Jorge Calderón Cazco, defendió el paro de transporte que este gremio convocó contra la decisión del Gobierno de eliminar el subsidio a los combustibles. “La medida afecta a la escuálida economía de los ecuatorianos”, repitió la noche del jueves Calderón, riobambeño de 57 años y quien recibe un sueldo de $ 6.000 mensuales como presidente de la Federación de Operadoras de Transporte en Taxis del Ecuador (Fedotaxi) y, además, secretario del Sindicato de Choferes de Chimborazo.

Como representante legal de este sindicato, Calderón maneja cuatro gasolineras en esa provincia, según los registros del Servicio de Rentas Internas (SRI), que detalla los locales ligados al sindicato, entre ellos la Estación de Servicio Jorge Calderón Cazco, Extensión Cumandá y El Conductor de los Andes. En una de ellas, un usuario denunció a la Fiscalía que se le suministró diésel en vez de gasolina.

En el sitio web de este sindicato aún consta una fotografía feliz con un apretón de manos entre Calderón y el presidente Lenín Moreno, junto al también dirigente Abel Gómez, titular de la Federación de Cooperativas de Transporte Público de Pasajeros del Ecuador, que también lidera el paro nacional. Nada más alejado de la confrontación que muestran hoy ambos dirigentes del gremio con el Gobierno tras el aumento del precio de la gasolina.

“No queremos beneficiar a los que más tienen, ni a los contrabandistas, con ellos no voy a dialogar, que se han enriquecido, hablemos con quienes quieren trabajar”, dijo ayer el presidente Moreno.

De hace doce años, en septiembre del 2007, también hay fotografías que muestran a Calderón, tecnólogo en maquinarias y herramientas, abrazado con el entonces presidente Rafael Correa, quien en un acto el 15 de ese mes anunció la implementación de medidas que reclamaba el taxismo del país, entre ellas el uso del gas licuado para las unidades de los taxistas.

“Si encontramos gas natural nuestro, en buena hora… Si no encontramos, no importa, importaremos ese gas en nuestros depósitos y almacenaje”, ofreció y cumplió Correa para favorecer al sector transportista, al que también liberó de aranceles para la importación de 11.425 vehículos de servicio público, urbano, taxismo, interprovincial y escolar.

Jorge Calderón ha sido dirigente del taxismo desde hace más de una década. Primero en la Fedetaxis, creada en el 2001, y luego en la Fedotaxis.

Este último gremio lo fundó Calderón en el 2010 y se creó mediante un acuerdo de la entonces ministra de Transporte, María de los Ángeles Duarte, quien le dio la personería jurídica a Fedotaxis.

Dirigente taxista

Así, Calderón pudo continuar como dirigente del gremio de taxistas, pues en la Fedetaxis ya no podía reelegirse, según refiere un proceso judicial presentado por la Unión de Taxistas de Pichincha, que impugnaba la creación de la Fedotaxis, en reemplazo de la Fedetaxis. “Más bien su presidente debió haber convocado a elecciones para que se elija una nueva directiva”, señala el escrito judicial del 2011 del dirigente de los taxistas de Pichincha.

En la función Judicial también consta la desestimación de una denuncia presentada por el presidente de la organización veedora Justicia Vial, Guillermo Abad, quien pidió que la Fiscalía investigue las acusaciones que en el 2012 se dieron contra Calderón por mantener una supuesta cuenta bancaria con $ 1’200.000.

Ese año también se conoció que por orden de Rafael Correa se entregaron 15.000 formularios gratuitos para que sean vendidos por el gremio a los taxistas en $ 200 cada uno, dentro de los requisitos para acceder al Plan Renova. El dinero lo pagaron los taxistas en la cuenta de Fedotaxis, manejada por Calderón. (I)

Fuente: El Universo

Digiqole ad

Artículos relacionados

Leave a Reply