Dos años de cárcel serían la pena para chofer huido

 Dos años de cárcel serían la pena para chofer huido
Digiqole ad

Desde seis meses hasta dos años de prisión podría enfrentar el hombre que es buscado por atropellar a dos funcionarios de la Autoridad de Tránsito Municipal (ATM) en su afán de evitar una multa por ofrecer el servicio de taxi informal.

El hecho ocurrió cerca de las 18:40 del viernes anterior en los parqueaderos de un centro comercial del sur de la urbe, donde a esa hora había mucha actividad y clientes buscando trasladarse con compras.

Casi 24 horas después del incidente, que quedó registrado en fotos y videos, el vehículo involucrado fue encontrado en el suburbio de Guayaquil.

Estaba en un estacionamiento ubicado en las calles 37 entre la D y la E, en la casa de la madre del conductor.

El hombre está identificado y es buscado por las autoridades, incluso la ATM ha ofrecido una recompensa de 3.000 dólares para quien ayude con pistas de su paradero.

El carro es un Hyundai Accent de color plateado, que las autoridades encontraron sin placa. Tras una revisión del lugar, los policías hallaron la placa debajo de un asiento y confirmaron que se trataba del vehículo del incidente por el número de serie del motor.

El fiscal Walter Suárez, quien investiga el caso, dijo que el automotor sí presenta abolladuras propias de un atropello y que aunque los familiares se mostraron molestos ante la intervención policial, no pudieron resistirse a que el vehículo fuera trasladado hasta las bodegas de la Policía Judicial, pues se trata de un delito penal.

Aunque a través de un comunicado la ATM rechazó el accionar del chofer y consideró que este se enmarca en un intento de asesinato en contra de los agentes Katiuska Paz Arreaga (vigilante) y Robert Hernández Campoverde (fedatario), el fiscal aclaró ayer que el delito que se investiga en este caso es el de ataque y resistencia a una autoridad.

Dijo que los videos de seguridad, proporcionados por el centro comercial, demuestran que existió intencionalidad, pues uno de los dos agentes afectados se puso frente al automotor para evitar que el conductor huyera, cuando arrancó y logró salir del estacionamiento.

“El hombre negociaba la carrera con una clienta, pero esta no llegó a subirse cuando arrancó y huyó dejando a los agentes en el piso”, explicó el fiscal Suárez

Él cree que lo más conveniente para el infractor es entregarse a la autoridad para evitar agravantes y dijo que se investiga si el hombre habría huido a alguna ciudad de la serranía ecuatoriana.

Mencionó que los agentes ya estarían en sus casas y que se reincorporarían a su actividades esta semana.

El sábado se acabó la flagrancia, el siguiente paso es conseguir una orden de detención para realizar la captura.

Fuente: El Universo

Digiqole ad

Artículos relacionados

Leave a Reply