Chats delatan influencia de Pamela Martínez en la Corte Constitucional

 Chats delatan influencia de Pamela Martínez en la Corte Constitucional
Digiqole ad

El 2015 acababa de empezar. El 10 de enero de ese año, Pamela Martínez recibe un mensaje a su teléfono celular. “Hola, me alegro que estés de vuelta; te ratifico un feliz año para ti y para los tuyos”, le dice una persona, que se identifica cómo David.

En el expediente fiscal se ve cómo en medio de los saludos, él le habla de un tema minero y de una acción de protección interpuesta en la Corte Constitucional por un fallo en contra del Estado. Para entonces, Martínez era asesora de Rafael Correa y su designación como jueza constitucional se produjo en octubre del 2015.

Sin embargo, ya manejaba temas constitucionales y la gente recurría a ella para que los fallos saliera a su favor, según los documentos judicializados.

En esos respaldos aparecen mensajes como este, dirigido a Pamela Martínez: “Como en aquella ocasión te previne y para que la operación sea exitosa hay que tener cuidado en la CC con la amiga TO, que tuvo que ver en la instancia anterior”.

Le anticipan que la Sala de Admisión es “muy complicada” y que Martínez debe hacer algo. Según el expediente, ella pide los nombre de los jueces de esa Sala. Le pasan tres apellidos y responde con un «ok». 14 días después del diálogo del caso minero, la entonces asesora de Correa vuelve a recibir mensajes del hombre llamado David, preguntando por la acciona de protección.

“Ya está admitida”, le responde ella. Y le asegura que una copia de la admisión la puede retirar de su casa, en la Kennedy Norte-Guayaquil.

En los documentos fiscales se ve que después hablan de una “segunda parte” del proceso y él le pide a Martínez que haga todo lo posible para que el caso lo tome “un amigo”.

Dentro del expediente, en el que constan 69 conversaciones de Martínez y 2 634 llamadas de su celular BlackBerry, aparecen otros casos.

Según el proceso legal, en el 2014, en su chat recibe mas causas de la Corte Constitucional y los remitentes piden que se analice su contenido.

Antes de llagar a esa Corte, en el 2011, Martínez no solo era asesora de Correa, sino también que él la nombró Presidenta de la Comisión Calificadora para la Corte Constitucional.

Los documentos señalan que antes de iniciar el trabajo oficial de ese organismo, los delegados de la Comisión ya se reunieron en un lugar privado de Quito, para supuestamente identificar a los posibles integrantes de la CC de ese entonces. Según los mensajes judicializados, en una de esas reuniones se detallaron los requerimientos para el concurso de jueces constitucionales.

Aparentemente acordaron elaborar un reglamento de calificación para los concursantes. Germán Rodas, coordinador de la Comisión Anticorrupción, dice que Pamela Martínez “era un instrumento de enorme confianza para el poder”.

Luego indica: “A ella le habían dado una responsabilidad política. Su responsabilidad era asegurar la permanencia del proyecto el mayor tiempo posible a través de la captación de fondos y el control de varios estamentos”.

En agosto del año pasado, el entonces Consejo de Participación Ciudadana transitorio aseguró que el tiempo en el que la CC correísta resolvía los casos que llegaban a sus manos reveló la forma arbitraria en la que se conocían los temas.

Fuente El Comercio

Digiqole ad

0 Reviews

Artículos relacionados

Leave a Reply