Más de 550 intoxicados en velorio y en fiesta infantil

 Más de 550 intoxicados en velorio y en fiesta infantil
Digiqole ad

Llegaron a bailar, reír y jugar, pero terminaron vomitando, con dolores de estómago, internados en hospitales y con sueros. Unas 359 personas, entre adultos y menores de edad, resultaron intoxicadas debido, al parecer, al consumo de alimentos en mal estado durante una celebración por el Día del Niño que se cumplió en el coliseo del cantón Centinela del Cóndor, de la parroquia Zumbi, en la provincia de Zamora Chinchipe.
En otro hecho similar, pero esta vez en un velorio en la parroquia La Providencia, en el cantón Guano, provincia de Chimborazo, otras 200 personas resultaron afectadas por consumir también arroz con pollo y caldo de gallina.
En el primer caso, según reveló el gobernador de la Zamora Chinchipe, Franco Salinas, la crítica situación se produjo por una problema alimentaria que “deberá ser investigada” a fondo para dar con quienes sean los responsables de haber distribuido el alimento en mal estado (arroz con pollo, que en Loja se lo conoce como arroz relleno).
De su parte, la coordinación zonal de Salud 7, explicó que luego de la “intoxicación masiva alimentaria”, los equipos de salud brindaron atención en los centros de salud Zumbi y Yantzaza, y en los hospitales Básico de Yantzaza, Julius Doefner (Zamora) y el Isidro Ayora de Loja.
Para movilizar a los afectados se requirió la asistencia de ambulancias, buses de Policía Nacional y vehículos del GAD de Centinela del Cóndor. Debido a la gran cantidad de personas que estaban con problemas, debieron ser transferidos a las diversas casas de salud referidas.
Según reportó el Ministerio de Salud, al hospital Yantzaza llegaron 124; a los centros de Salud de Yantzaza, 14 y al de Zumbi, 162, y al Hospital Julius Dofner 59 personas. La mayoría fue dada de alta a las pocas horas.
Del velorio al hospital
Más de 800 personas habían llegado al funeral del padre del presidente del Gad parroquial de La Providencia, José Pérez Barreto. Por ello, para atenderlos a todos, prepararon arroz con pollo y caldo de gallina. “No entendemos qué pasó, pero estamos prestos a colaborar para establecer las causas de esta intoxicación masiva”, explicó Barreto.
Los afectados comenzaron a reportarse pasadas las 18:00. Desde entonces, el ir y venir de ambulancias trastocó toda la tranquilidad del velorio. Los pacientes comenzaron ir a las casas asistenciales de las comunidades de San José de Chazo y La Providencia; otros fueron hasta Colta, Cajabamba y Riobamba, y hasta se informó que algunos habían sido llevados a Quito, porque ya no había espacio en los hospitales.

Digiqole ad

Artículos relacionados