En enero se sabrá si procesados por caso Sobornos 2012-2016 van a juicio

 En enero se sabrá si procesados por caso Sobornos 2012-2016 van a juicio
Digiqole ad

Dos pedidos de diferimiento basados en la existencia de una audiencia ya establecida y otras dos solicitudes por temas médicos obligaron a la jueza Daniella Camacho a aplazar la reinstalación de la audiencia preparatoria de juicio por el delito de cohecho en el caso Sobornos 2012-2016.

La nueva fecha para escuchar la resolución oral de Camacho respecto a si llama o no a juicio a los 24 procesados será el 3 de enero próximo.

El 30 de octubre pasado se produjo el primer diferimiento en el caso, debido a que las defensas de los procesados Mateo Choi y Édgar Salas solicitaron se posponga la diligencia, debido a que no podían asistir, pues estarían fuera del país.

Al día siguiente Camacho iba a dar a conocer si existían o no vicios que afecten al proceso, pero la audiencia quedó para el 11 de noviembre último.

En esta ocasión los pedidos de diferimiento llegaron desde las defensas de los procesados William Phillips, María Duarte, José Verdú y Édgar Salas.

Adolfo Cadena, defensa de la exasesora presidencial Pamela Martínez, cree que el diferimiento, pese a que es un derecho de las partes solicitarlo, le afecta porque retarda el pedido para que se revise la medida cautelar de presentación periódica dispuesta en su contra.

De la presentación periódica en Quito, la defensa de Martínez busca que haga sus presentaciones dos veces a la semana en la Corte de Guayas.

En cambio, al ser consultado sobre el tiempo que se tomó Camacho (cerca de 15 días) para analizar lo expuesto por las partes en once días de audiencia, Cadena cree que solo en la lectura de la resolución se sabrá si fue o no suficiente.

Harrison Salcedo, abogado del procesado por cohecho y exvicepresidente Jorge Glas, no ahonda mucho en el poco o mucho tiempo que se ha tomado la jueza para decidir si llama o no a juicio a doce exfuncionarios públicos y doce empresarios que habrían participado de actos ilegales para favorecerse de contratos.

“Esto es un tema meramente sacramental. Sabemos que la Corte Nacional hace show, una pantomima de legalidad, de analizar los elementos de las defensas que ni siquiera han sido tomadas en cuenta en debida forma en la diligencia. Entendemos que es un mero formalismo para fingir que se está realizando la deliberación adecuada”, apuntó Salcedo.

El jurista Ramiro Román reconoce que las partes pueden plantear los recursos que crean necesarios, pero aclara que en este caso se está tratando de “incidentar” mediante “leguleyadas”. “Se está buscando dilatar el proceso para dar efectos políticos posteriores, como el que se inscriban candidaturas”.

Detalles

1.- En el caso Sobornos inicialmente se investigaron la concurrencia real de delitos como asociación ilícita, tráfico de influencias y cohecho. Pero la Fiscalía acusó y pidió llamar a juicio por cohecho.

2.- Aunque fueron investigadas 26 personas, dos dictámenes abstentivos de Fiscalía dejaron fuera a un abogado y a un exfuncionario. (I)

Fuente: El Universo

Digiqole ad

Artículos relacionados

Leave a Reply