¿Cómo parar esas molestosas llamadas comerciales?

 ¿Cómo parar esas molestosas llamadas comerciales?
Digiqole ad

Antonio Quezada Pavón (columnista)

He llegado a un nivel de desesperación, pues diariamente recibo llamadas a mi teléfono celular, muy temprano en la mañana, durante el día y muy tarde en la noche, ofreciéndome seguros médicos, seguros de vida, planes de telefonía celular, venta de casas, programas educacionales para todo tipo de diploma y carreras y, recientemente, venta de nichos y solares mortuorios.

Reconozco que las personas que trabajan en lo que ahora se denomina “telemercadeo” necesitan este tipo de empleo que es desempeñado desde los call centers. Tienen una cuota de llamadas que realizar, por lo cual hacen diariamente cientos de llamadas que no fueron solicitadas. Y la verdad es que uno ya no sabe cómo zafarse de ellas.

No todas las compañías operan de la misma manera, pero la mayor parte de las llamadas siguen un modelo similar. Investigué un poco sobre este tema y descubrí que los más exitosos telemercaderistas tienen 96% de probabilidad de que su llamada sea cancelada. Debido a eso, ellos continúan llamando incansablemente y tienen innumerables trucos para mantener la llamada activa.

Cada operador posee una cuenta con su nombre de usuario y un código, de tal manera que toda la información que obtiene está ligada a dicha cuenta. Y mucho depende de la compañía a nombre de la cual se hace la llamada, la cantidad de información que se despliegue. Normalmente, en nuestro medio, los operadores pueden ver toda la información de su contacto, lo cual es terrible, pues incluye: información bancaria, tarjetas de crédito, suscripciones, compra de tickets, donaciones e inclusive información sobre amigos y familiares.

Cualquier cosa que uno diga en la llamada se añadirá al perfil que el telemercaderista tiene en su portafolio. Es por eso que consideré una buena opción simplemente no contestar una llamada de número desconocido. Estaba equivocado, pues si el operador no se contacta con mi teléfono, el sistema lo programa para que realice otros intentos, que pueden ser el mismo día, hasta que obtenga respuesta. Y llegué a la conclusión de que era mejor contestar y desechar inmediatamente la llamada indicando al operador que no la aceptaba.

Sin embargo, los operadores no aceptan un no como respuesta. Es por eso que todavía trato de ingeniarme otras formas de eliminar este tipo de fastidiosas llamadas, pues parece que no hay ley que las controle.

Tomada de Diario El Telégrafo

Digiqole ad

0 Reviews

Artículos relacionados

Leave a Reply