Año, y algo más de un mes…

 Año, y algo más de un mes…
Digiqole ad

Gonzalo Ruiz Álvarez (columnista)

La campaña electoral se pone en escena. Los sucesos de octubre la precipitaron. El Código de la Democracia está ya aprobado.

A estos factores se suma la sensación que, provocada desde el propio Gobierno, todo lo que sucede es parte de una transición.

Un aspecto turbio es que el Consejo Electoral siga mostrando fisuras irreconciliables. Es verdad, siempre es mejor un organismo colegiado que discrepe y que no obedezca ciegamente a un poder vertical y autoritario como se quiso imponer en la década pasada. Quizá después del juicio político a Diana Atamaint, el CNE pueda articular un proceso limpio, respetuoso de la voluntad popular que el país merece.

Un tropezón es la decisión del Tribunal Contencioso Electoral sobre lo actuado por el CNE. La anulación de medio centenar de partidos y movimientos que aclaraba en algo el panorama ya no va más. De momento tendremos al menos casi 280 grupos con capacidad de inscribir candidatos. Y podrían ser más. Hay varias decenas de nuevas agrupaciones esperando turno para saltar a la cancha. No hay cama para tanta gente y mientras los contribuyentes sigan, silenciosos, financiando con su dinero tanto abuso el sistema colapsa. En 2021 tendríamos entonces más de 300 partidos y movimientos y podríamos avizorar al menos una docena de presidenciables. O más.

Contemos. Lucio reverdece su Sociedad Patriótica y quiere ir a la contienda.

La Revolución Ciudadana se recicla otra vez en Fuerza Compromiso Social. Su fundador está en la cárcel y el líder del grupo que se toma la lista 5 está prófugo. Habrá que ver si la justicia actúa, si el ex presidente vuelve (queda libre o lo condenan), se inscribe – para Presidente es imposible y para vice, quedan dudas-. Y caso contrario se pondrá aprueba su capacidad de endoso de votos a sus elegidos. Suenan nombres. El Partido Social Cristiano espera a Jaime Nebot; su tercer intento sería con una plataforma amplia, siempre y cuando vea viable su candidatura presidencial.

El destino de Álvaro Noboa, parece ser el de eterno candidato. Será que se lanza a la piscina una vez más. Nadar, ya sabe.

Los Bucaram, padre e hijo siguen activos. Pachakutik podría encabezar un frente de izquierda. Octubre proyectó a dirigentes de la Conaie. Se hicieron populares pero tienen cuentas pendientes con la sociedad. A esa candidatura se sumaría Unidad Popular ( ex MPD) siempre y cuando no haya alianza con el correísmo. Ni hablar.

Democracia Sí, de Gustavo Larrea se sabe que recorre el país y se organiza.

Por CREO la tercera candidatura presidencial de Guillermo Lasso es un hecho. Sostiene que no ha dejado de acercarse a las personas en todas las provincias desde hace una década. Ahora enfatiza en su contacto con los jóvenes.

Hay más: Otto o María Paula por AP. Isidro Romero, Balda, Villavicencio, etc. No alcanza el espacio para seguir la lista de pretendientes. Un vacío tremendo: la centro izquierda no aparece. Ya veremos.

Tomado de diario El Comercio Ec

Digiqole ad

0 Reviews

Artículos relacionados

Leave a Reply