Trump será el cuarto presidente estadounidense que enfrentará un juicio político de destitución

 Trump será el cuarto  presidente estadounidense que enfrentará un juicio político de destitución
Digiqole ad

El martes, la líder de la Cámara Baja, la demócrata Nancy Pelosi, anunció el inicio de un juicio político en el Congreso contra el presidente republicano Donald Trump, por su supuesta injerencia para que Ucrania investigue al ex vicepresidente Joe Biden y a su familia.

Según medios estadounidenses, un informante alertó a los servicios de inteligencia de una llamada entre Trump y un líder extranjero, que luego se reveló que era el presidente ucraniano, Volodimir Zelensky. Los reportes indican que Trump amenazó con retener ayuda militar de su país para obligar a Ucrania a investigar las acusaciones de corrupción contra el exvicepresidente Joe Biden y su hijo Hunter.

La Constitución estadounidense señala que, el presidente, el vicepresidente y todos los funcionarios civiles de país «serán destituidos de su cargo por acusación y condena por traición, soborno u otros crímenes y delitos menores». Pero dada la amplitud de la definición, el Congreso puede iniciar el proceso de destitución debido a una actividad criminal, a abusos de poder o a cualquier otra presunta infracción.

En toda la historia estadounidense, solo tres presidentes han enfrentado el proceso judicial conocido como impeachment, los demócratas Andrew Johnson y Bill Clinton , así como el republicano Richard Nixon.

En 1868, la Cámara de Representantes inició un juicio al presidente Johnson durante una pugna entre demócratas y republicanos tres años de haber finalizado la Guerra Civil. El proceso contra Johnson, que asumió el poder tras el asesinato del mandatario Abraham Lincoln, comenzó once días después de la destitución de su ministro de Guerra, Edwin Stanton, quien rechazaba su manejo político. Sin embargo, por un solo voto en el Senado no se lograron establecer los dos tercios necesarios para su destitución.

En 1998, la Cámara de Representantes, dominada por los republicanos, aprobó él inicio de un juicio político en contra del presidente Clinton por su polémica relación con la pasante de la Casa Blanca, Monica Lewinsky. El proceso empezó el 19 de diciembre de 1998 por perjurio ante un jurado investigador y por obstrucción de la justicia.

El juicio en el Senado comenzó el 7 de enero de 1999 y se prolongó cuatro semanas. El 12 de febrero, el Senado votó para absolver a Clinton de ambos cargos, al no alcanzar los 67 votos necesarios para una condena. Únicamente 45 senadores votaron por declarar culpable a Clinton de perjurio y 50 por el cargo de obstrucción.

En cambio, el mandatario republicano Nixon renunció al cargo en 1974 antes del juicio de destitución por el caso Watergate, un robo de documentos en el complejo de oficinas Watergate de Washington, sede del Comité Nacional del Partido Demócrata de Estados Unidos, y por el intento de su administración para encubrir a los responsables.

wlrtv.com

Digiqole ad

Artículos relacionados

Leave a Reply