Según profesores, la prueba Ser Bachiller tuvo más niveles de dificultad

 Según profesores, la prueba Ser Bachiller tuvo más niveles de dificultad
Digiqole ad

Renata trabaja para una conocida app que recoge opiniones de usuarios para calificar destinos turísticos. Esta semana el destino turístico es Galápagos. Debido a su rol de editora jefa, debe seleccionar la postura de un usuario que promueva la visita a este hermoso lugar y que cumpla con normas mínimas de producción textual para la publicación.

1.- El paradisíaco archipiélago de las Galápagos es un conjunto de grandes islas volcánicas, islas pequeñas y rocas e islotes, está ubicado a 1000 km de la costa continental de la República del Ecuador.

2.- Visita este hermoso paraje, pues en ningún otro lugar del mundo puedes fotografiar a pocos centímetros de distancia a un león marino, una iguana o un piquero, sin que se inmute por tu presencia.

3.- Debido a las grandes distancias que existen entre unas islas y otras, el barco se torna en el principal método de movilización para observar los paisajes que ofrecen las islas Galápagos.

4.- Quien sepa bucear y quiera vivir una experiencia única, tiene que ir a Galápagos porque sus fondos marinos son espectaculares con miles de peces que pertenecen a la fauna más impresionante del planeta.

La respuesta es 2 y 4, es una de las 120 preguntas del examen Ser Bachiller que se tomó recientemente a los estudiantes de último año de bachillerato de la Costa, cuyos resultados sirven como parte de la nota de graduación y para postular a un cupo en la universidad pública.

“La respuesta para mí podría ser la 3, pero dice que es la 2 y la 4, o podrían ser las cuatro, es una pregunta subjetiva, realmente aquí hay que pensar como quien la escribió”, dice Lorena Saltos, rectora de la Unidad Educativa Particular Cayetano Tarruel.

Después de 7 años que se creó la prueba, esta vez los estudiantes de la Costa se enfrentaron a un nuevo modelo, pues según dijo Edwin Palma, director del Ineval, los cambios obedecieron a que no se estaba evaluando a los estudiantes con el currículo vigente. Así se pasó de 160 preguntas a 120, y de cinco dominios a cuatro: Matemáticas, Lenguaje, Ciencias Naturales y Ciencias Sociales; se eliminó el dominio Abstracto como un campo separado y estuvo presente como eje transversal.

“Se redujo el número de preguntas, pero se las puso más complicadas, fueron preguntas largas, rebuscadas, dan vuelta a lo mismo cuando se las podía plantear de una forma más corta y sencilla. Además no dejan usar calculadora y eso también va contra el tiempo”, cuestiona Jacqueline España, vicerrectora del Cayetano Tarruel y profesora de Lenguaje de un colegio nocturno.

“Se están yendo contra la propia normativa del Ministerio de Educación, que tiene un folleto con la normativa sobre la elaboración de exámenes con bases estructuradas como las de opción múltiple”, anota España.

La vicerrectora del Cayetano Tarruel, con 31 años de experiencia en el Magisterio, recuerda que el nuevo currículo está destinado a desarrollar habilidades y destrezas, pero que sin embargo en la prueba hubo muchas preguntas de corte memorista, como esta:

Identifique el título de la obra literaria a la que pertenece el fragmento:

En un pequeño pueblo del Sur contrajeron matrimonio dos conocidos habitantes de la localidad: Nicanor Tiberio, oficio de matarife, y Dolores Orellana, comadrona y abacera. A los once meses de casados les nació un muchacho, el pequeño Nico. La primera lucha que suscitó el chico en el seno del matrimonio fue a los cinco años, era a propósito de la profesión…

La respuesta es El antropófago, de Pablo Palacio.

España dice además, en este caso, que sus alumnos nunca vieron esa obra, “porque el Ministerio de Educación no da un banco obligatorio de libros”.

La prueba también tiene preguntas para completar conceptos, pero la mayoría son de selección múltiple. “No es una suerte de lotería; el estudiante debe razonar para saber cuál es la respuesta correcta”, apunta Saltos.

De las 120 preguntas, la mayoría son de dominio científico y por tanto de mayor dificultad, indica Myriam Zimbaña, vicerrectora de la Unidad Educativa Sagrados Corazones.

Para un estudiante que realmente hace el examen a conciencia, resulta poco tiempo dos horas y media para razonar sobre cuatro dominios, asegura Zimbaña, y añade que hay que sumar a aquello la carga emocional que representa para el estudiante, pues es parte de su nota de grado y además está en juego un cupo en la universidad.

Es necesario ver el contexto de una evaluación con relación al proceso educativo que ha tenido un estudiante durante su aprendizaje en escuela y colegio, con una cierta metodología, con una cierta forma de ser evaluado, apunta Rodolfo Chang, rector del Copol.

Chang pone como ejemplo que los estudiantes para los parciales tienen 40 minutos para cada materia y para los quinquemestrales una hora. Que normalmente se dan dos materias por día y generalmente nunca se juntan las más difíciles.

“Esto se da a lo largo de toda la escolaridad y de pronto se presenta un examen que tiene cuatro dominios que se evalúan juntos al mismo tiempo, es una gran diferencia, y además hay que sumarle el componente emocional por lo que representa el examen, nota de grado e ingreso a la universidad, ya que en el otro tipo de evaluaciones si no las aprueban luego tienen un examen supletorio, remedial y uno de gracia”, indica Chang.

Se anunció durante todo el año que la prueba iba a ser diferente, pero las guías de estudio fueron socializadas recién en diciembre, a un mes de la prueba, apunta Chang. “Entonces qué pasa, yo como profesor entro al simulador y veo por ejemplo preguntas sobre la Revolución Francesa, que yo vi con mis alumnos, pero la vi de otra manera y ahora debo acostumbrar a mis chicos a verlo de otra manera por la forma en que están planteadas las preguntas, pero un mes es poco tiempo, teniendo Navidad y Año Nuevo de por medio”.

Rafael Bracamonte, profesor de Estudios Sociales del Copol, dice por ejemplo que la percepción de sus alumnos luego del examen es que los contenidos estaban más difíciles que la forma en que habían practicado.

“Las pruebas anteriores tenían preguntas más sencillas y directas, en el caso de Lenguaje estaban asociadas a ejercicios de tipo lingüístico, ahora hay un grupo importante de preguntas de análisis textual que llevan más tiempo”, dice Franklin Barros, profesor de Lenguaje del Copol.

España asegura que este año hubo más dificultad en el examen y no entiende la incoherencia gubernamental. “Un estudiante no puede repetir el año por nada del mundo; les dan de opciones exámenes supletorios, remediales y de gracia, están prohibidos los deberes los fines de semana, y de repente los enfrentan a un examen de este tipo en que se evalúan en dos horas y media los conocimientos de tres años en cuatro dominios sin un banco de preguntas, realmente no se entiende o hay algo de trasfondo”, expresa.

Martha Córdova, rectora de la Unidad Educativa Bilingüe Nueva Semilla y presidenta de Fedepal, señala que no es justo ni equitativo que una misma prueba sirva para un estudiante de una zona rural que para otro de la ciudad, ni para uno de un colegio público y otro de un privado, “porque el nivel educativo no es el mismo, los privados invierten en metodología, hay bachillerato internacional que se mide con estándares internacionales y resulta que una prueba como el Ser Bachiller les puede bajar la nota, porque los buenos estudiantes se toman su tiempo en hacer la prueba, mientras otros tienen la filtrada; entonces también se están triturando los sueños de jóvenes de escasos recursos que quieren estudiar en la universidad”.

Los colegios privados agrupados en Corpeducar, así como Fedepal, proponen que desaparezca la prueba, que los colegios tengan nuevamente la autonomía de tomar los exámenes de grado y que las universidades tomen su propio examen de ingreso. (I)

Fuente: El Universo

Digiqole ad

0 Reviews

Artículos relacionados

Leave a Reply