Se extiende ola de protestas en España contra toque de queda

 Se extiende ola de protestas en España contra toque de queda
Digiqole ad

La ola de protestas por el toque de queda comienza a extenderse por toda España. Sevilla fue una de las primeras ciudades en vivir estos disturbios, Barcelona y Burgos, han sido las siguientes., indica abc.es.

La manifestación contra las restricciones aplicadas para frenar el coronavirus que tuvo lugar el viernes en Barcelona se saldó con la detención de quince personas, dos de ellas menores, y 30 heridos. No en vano, lo que empezó como una concentración pacífica contra el toque de queda acabó en unos graves altercados en los que, incluso, se registraron escenas de saqueo en algunos comercios del centro de la capital catalana.

Según han detallado este sábado los Mossos d’Esquadra, 23 de los heridos son agentes policiales y siete son manifestantes -todos son leves-. En estos momentos, la policía catalana sospecha de la infiltración de grupos radicales y ligados a la extrema derecha a las protestas, que se mezclaron con los manifestantes convocados por los sectores económicos afectados por las nuevas medidas del Govern.

Un ciclista durante las protestas
Un ciclista durante las protestas

«Teníamos sospechas de que seguramente podría haber algún grupo de personas más radical, pero en ningún caso habíamos previsto la violencia que estas personas han ejercido», ha resaltado en TV3 la comisaria de los Mossos en la Región Metropolitana Norte, Alícia Moriana. También ha explicado que los Mossos realizaron registros a la gente que acudía a la protesta, que permitieron detectar a personas que llevaban objetos contundentes como bengalas, petardos, botellas de vidrio y pintura.

Las protestas empezaron con la concentración pacífica de unas 1.500 personas al comienzo de la tarde en la plaza Sant Jaume, delante del Palau de la Generalitat. Posteriormente una cincuentena de personas han iniciado los altercados, quemando contenedores y haciendo barricadas en el centro de la ciudad, y han saqueado dos tiendas, una de ellas un Decathlon cercano.

Además de los daños ocasionados en los comercios en los que hubo pillajes, también se quemaron varios contenedores y se rompió parte de la iluminación navideña que está siendo instalada estos días en el centro de la capital catalana. Fuentes municipales han cifrado en, al menos, 30.000 euros los daños causados por los altercados de ayer. A su vez, la alcaldesa, Ada Colau, ha condenado la violencia vivida ayer y ha pedido a la ciudadanía «cooperar para mejorar la situación» (I)

Digiqole ad
Paúl Herrera

Paúl Herrera

Artículos relacionados