Ruanda sumó la vacuna de Pfizer al plan de inmunización que ya cuenta con los desarrollos de AstraZeneca y Moderna

 Ruanda sumó la vacuna de Pfizer al plan de inmunización que ya cuenta con los desarrollos de AstraZeneca y Moderna
Digiqole ad

Ruanda, un pequeño país de África oriental de 12 millones de habitantes que se destacó desde el inicio de la pandemia por medidas muy estrictas para contener el coronavirus, sumó este miércoles 100.000 dosis de la vacuna de Pfizer y BioNTech a su plan de inmunización.

El país, único en el continente en recibir el desarrollo estadounidense y alemán, supera una dura segunda ola de la pandemia, a pesar de los prematuros confinamientos decretados desde el primer caso a finales de marzo de 2021, al uso obligatorio de barbijos, toques de queda y cierres en las actividades educativas y culturales.

Además de esta primera entrega de la ampolla del laboratorio Pfizer, el país acaba de recibir 240.000 dosis de la vacuna de AstraZeneca y la Universidad de Oxford, un primer cargamento parte de la iniciativa Covax, un dispositivo que tiene como objetivo proporcionar inyecciones anti-Covid a poblaciones de bajos ingresos.

Como el resto de las naciones del mundo, las esperanzas de salir de la crisis se centran en las vacunas. Las autoridades sanitarias habían anunciado la llegada de “golpes” a partir de marzo, aunque se negaban a dar detalles sobre posibles negociaciones bilaterales con los fabricantes. Sin embargo, las estimaciones indican que el país espera un millón de dosis de la inyección de Pfizer-BioNTech.

“Nuestro objetivo es hacer que las vacunas sean accesibles a nivel mundial y la entrega a Ruanda es un gran paso adelante”, dijo el gigante Pfizer en un comunicado.

Para las autoridades del Ministerio de Salud, las dosis de esta vacuna, que deben conservarse a muy bajas temperaturas, fueron transportadas en cámaras frigoríficas a su llegada al aeropuerto de Kigali.

Según las autoridades sanitarias, las 340.000 dosis recibidas en total el miércoles serán enviadas desde un almacén biomédico a hospitales y luego a cientos de centros de salud repartidos por todo el país, para ser administradas a partir del viernes. La estrategia es inmunizar a unos 171.500 trabajadores de la salud, así como a otras poblaciones prioritarias, como personas mayores de 65 años o que padecen enfermedades de larga duración, según las mismas fuentes.

La llegada de las vacunas de Pfizer AstraZeneca, completan un plan de inmunización que ya está lanzado. Ruanda comenzó a vacunar a los grupos más expuestos, como los trabajadores de la salud, en febrero después de obtener 1.000 dosis de la vacuna del laboratorio estadounidense Moderna.El plan del gobierno es vacunar al 30% de su población este año y al 60% para fines de 2022
El plan del gobierno es vacunar al 30% de su población este año y al 60% para fines de 2022

El objetivo del gobierno es vacunar al 30% de su población este año y al 60% para fines de 2022. Así lo detalló el ministro de Salud, Daniel Ngamije, quien agregó que se “implementará de inmediato nuestro plan de vacunación, que permitirá que los grupos en riesgo reciban la primera de dos dosis de vacuna en Ruanda”

El país ha realizado más de un millón de pruebas para detectar el Covid-19 y ha detectado algo más de 19.100 casos, lo que ha provocado 265 muertes. Reconocido internacionalmente por el manejo sanitario, Ruanda impuso algunas de las medidas contra el coronavirus más estrictas del continente, con un cese total de la actividad en el país en marzo de 2020 y una nueva contención de la capital, Kigali, en enero de 2021.

También el país se destacó por haber utilizado dosis de Favipiravir, un fármaco producido en Japón que sería eficaz en el tratamiento del coronavirus. Este medicamento fue suministrado a la población para frenar las contaminaciones.

Al igual que en el primer confinamiento, muchos agentes de policía vigilan de cerca Kigali. Los habitantes de la capital deben solicitar una autorización por mensaje de texto a la policía para salir de sus casas, ya sea para ir de compras o para ir al banco.

Para controlar a los jóvenes, las fuerzas de seguridad llegaron a detener a aquellos que organizaban fiestas clandestinas. Los responsables eran exhibidos frente a los medios de comunicación como ejemplo, y sus nombres y fotografías se publicaban en el sitio web de la policía.

Fuente : Infobae

Digiqole ad
Avatar

Javier Alava

Artículos relacionados