Personajes populares de Guayaquil se inmortalizan en esculturas

 Personajes populares de Guayaquil se inmortalizan en esculturas
Digiqole ad

Personajes populares de Guayaquil que perduran en la memoria colectiva, así como costumbristas y otros ciudadanos destacados han sido inmortalizados en esculturas apostadas a lo largo del centro porteño.

Sus figuras, que están instaladas al aire libre confundiéndose con transeúntes, invitan no solo a tomarse una foto, sino a conocer más a fondo sus historias, que son también las de la ciudad, que el próximo mes conmemora el bicentenario de su independencia de la corona española, informa eluniverso.com.

En la plaza Vicente Rocafuerte, en avenida 9 de Octubre y Pedro Carbo, reposan tres esculturas que evocan personajes que cumplían varios oficios que aún se mantienen.

La figura en bronce y fibra de Jacinto León, más conocido como el Rey de la Galleta, extiende la mano derecha con este dulce, mientras con la izquierda sujeta una gran caja.

La particularidad de este personaje era la de entonar coplas mientras ofertaba galletas recorriendo varias zonas de Guayaquil a pie. Era seguido por niños que, además de comprar golosinas, se deleitaban al escuchar las rimas que emitía.

A un lado yace una escultura que representa al vendedor de boletos de lotería, pues en esa plaza se congregaban quienes se dedicaban a esta actividad.

El espacio también acoge la efigie del tradicional fotógrafo del parque, con su cámara de pedestal, oficio que perdura en sitios como el Centenario.

La calle Panamá congrega a personajes como el cangrejero, quien capturaba este crustáceo y lo comercializaba. La figura está ubicada en la intersección con la calle Loja. Metros más adelante, en Tomás Martínez, reposa la figura de un canillita, tradicional vendedor de diarios, que sostiene el periódico El Patriota mientras vocifera.

A la altura de la calle Imbabura, la figura de un betunero posa en cuclillas frente a una banca de metal, con utensilios para realizar su labor.

A pocos metros se imponen las efigies del futbolista ecuatoriano Alberto Spencer Herrera, del expresidente de la República Vicente Rocafuerte, uno de los personajes más importantes de la urbe, y del prócer de la independencia porteña José Joaquín de Olmedo.

La figura del icónico artista Julio Jaramillo con una guitarra está en Puerto Santa Ana.

La figura del icónico artista Julio Jaramillo reposa la pierna derecha sobre una banca mientras sostiene una guitarra. Está en Puerto Santa Ana.

Los exteriores del parque Seminario acoge a dos ilustres guayaquileños: Medardo Ángel Silva y Ana Villamil de Ycaza.

La escultura de Silva, destacado poeta, está sentada leyendo un libro, a la altura de la calle Chile. Mientras que la de Villamil está en la esquina de 10 de Agosto y Chimborazo, sentada frente a un piano. Ella fue la escritora del Himno al 9 de Octubre, cuyo coro está estampado en el instrumento.

En los exteriores de la Biblioteca Municipal se impone la figura de Pedro Carbo, quien fue el creador de este espacio.

Julio Espinoza, el recordado hincha de Barcelona y popularmente conocido como el Hombre de la Campana, también fue homenajeado con una figura de bronce en las calles Boyacá y 9 de Octubre. En esta última avenida reposa además otra escultura, la del bombero, que sostiene a un menor con un brazo y sube por una escalera, en la calle Escobedo.

El escritor Numa Pompilio Llona tiene una efigie en el barrio Las Peñas, cuya calle principal lleva su nombre.

En el Malecón del Salado reposan las esculturas de dos niños bañistas, recordando la época en que los porteños disfrutaban del estero. (I)

Digiqole ad
Paúl Herrera

Paúl Herrera

Artículos relacionados