Ojos sobre Ecuador

 Ojos sobre Ecuador
Digiqole ad

Por: Walter Spurrier Baquerizo

Los Andes y el Caribe están convulsionados. La pandemia y las cuarentenas los azotan. Desde 2015 los precios de las materias primas, en lo que se especializan, están de capa caída. Como suele suceder en nuestra región, los electores han optado por quienes les ofrecen salidas mágicas que no requieren esfuerzo. Los Don Naza de la política.

En Venezuela se desvanece Juan Guaidó como presidente interino y se consolida Maduro a sangre y fuego, hundiendo más a un pueblo que antes de Chávez era el más rico de Latinoamérica. En Argentina y Bolivia volvieron al poder Cristina Fernández y Evo Morales, tras presidentes de pantalla. Argentina se sumerge en la pobreza, insólito para un país de gran talento humano y vastos recursos naturales.

En Perú, el 28 de julio se posesionaría Pedro Castillo, admirador declarado de Maduro. De las entrevistas que ha concedido se desprende que comparte los criterios económicos de su referente venezolano.

Chile, tras cuarenta años de mantener una estrategia que lo convirtió en el país más próspero de Latinoamérica, se apresta a dar un giro a la izquierda populista. El candidato del partido comunista es el más opcionado para la presidencia. En Colombia, el descontento con la situación económica desplaza al electorado hacia el populismo de izquierda. El favorito para las próximas elecciones es Gustavo Petro, admirador de Chávez.

Ecuador encajaba perfectamente en este rompecabezas, con la amplia ventaja que el candidato correísta sacó en la primera vuelta. Pero Lasso hizo una excelente campaña de segunda vuelta y sorprendió al mundo. El resultado es que Ecuador está en la mira de las empresas que invierten en la región. Las dos empresas con producción de gran minería, Tongling (Ecuacorriente) y Lundin, anuncian un incremento en su capacidad de procesamiento, lo que implica mayores exportaciones. Lundin simultáneamente anuncia el abandono de un proyecto en Chile, donde la mayoría de extrema izquierda en la Convención Constituyente apoya la prohibición o al menos la restricción de la inversión extranjera. Las autoridades nacionales de petróleo y minas ratifican que se respetarán los contratos, pero no demuestran mayor apuro en abrir el catastro minero y permitir invertir a más empresas. Que no se pierda el momento.

Algunas empresas peruanas, para diversificar su riesgo político, estarían fijándose en Ecuador, como ya lo hicieron cuando llegó al poder Velasco Alvarado en los 70. Las empresas colombianas, ya familiarizadas con Ecuador, podrían seguir el mismo camino si se concreta una victoria de Petro.

Las empresas chilenas que se internacionalizaron lo hicieron primero hacia el Rímac, pero ahora Castillo con un discurso chauvinista promete deschilenizar Perú. Por lo que en su diversificación las empresas chilenas tendrán que considerar Ecuador. El nuevo clima contra la inversión extranjera en Chile haría que algunas multinacionales que escogieron Santiago como sede de su subsidiaria para Sudamérica podrían considerar reubicarla.

Guillermo Lasso se puso una meta ambiciosa: conseguir $ 10 mil millones de inversión en el primer año de gobierno. El microclima favorable a la inversión del que hoy goza Ecuador, en contraste con la tormenta en el resto de la región, le juega a favor. (O)

Digiqole ad
Avatar

Columnista

Artículos relacionados