Ni besos ni abrazos, pero tampoco choque de codos o puños: cómo saludarse correctamente para protegerse del Covid-19

 Ni besos ni abrazos, pero tampoco choque de codos o puños: cómo saludarse correctamente para protegerse del Covid-19
Digiqole ad

Y mientras la comunidad científica internacional lucha por conseguir una vacuna que permita dar esperanzas al planeta, la vida se ha modificado sustancialmente. Lo que llaman “la nueva normalidad” hizo que los hábitos de sociabilización cambiaran y esas transformaciones atravisan nuestras vidas familiares y laborales. Las fronteras se cerraron y sólo se abrieron parcialmente, miles de familias quedaron separadas, las cuarentenas superaron largamente los 40 días y el distanciamiento que empujó a la soledad a millones de personas.

La Organización Mundial de la Salud, muy cuestionada por su reacción tardía a la pandemia, primero no recomendaba el uso de mascarilla. El propio director general de la organización, Tedros Adhanom Ghebreyesus, dijo en conferencia de prensa que los barbijos eran solo para los enfermos o los trabajadores de la salud. Con el correr de los meses ya nadie se atreve a salir a la calle sin un tapabocas. “Llaves, dinero y tapabocas”, suele ser la fórmula que todos repasamos mentalmente antes de abrir la puerta.

Con los niños sucedió lo mismo: primero se dijo que no se contagiaban, luego que eran los principales “vectores” de la enfermedad y, ahora, no hay consenso científico sobre cuán peligrosos son.

Las idas y vueltas en cuanto a las recomendaciones se ampliaron con el correr de los meses: en ese limbo quedó la actividad física, si el virus se transmite a través de los objetos, si permanece suspendido en el aire…

“El chocar de codos que tanto estamos viendo es, en mi opinión personal, un saludo de cierto mal gusto, poco higiénico y que, además, no cumple con la normativa actual que hay en España sobre el distanciamiento social obligatorio”, explicó a ABC Carlos Fuente Lafuente, director del Centro de Formación de Protocolo, ISEMCO y exjefe de Protocolo de la Fundación Princesa de Asturias

Este saludo es muy popular entre los políticos latinoamericanos. El presidente argentino Alberto Ferández, lo utiliza muy seguido. Y los deportistas también lo hicieron propio. Sin embargo tampoco es recomendable, porque para llegar a unirse en un saludo de puños las personas también deben acercarse, quebrando el cerco de 1,5 metros recomendado para no contagiarse ni contagiar.El presidente de Argentina, Alberto Fernández, saluda con choque de puños al ministro de Economía, Martín Guzmán (REUTERS)El presidente de Argentina, Alberto Fernández, saluda con choque de puños al ministro de Economía, Martín Guzmán (REUTERS)

Queda el de pies, bautizado en las redes como el “Wuhan Shake”, por la ciudad donde se originó el virus. Pero volvemos a lo mismo: las piernas pueden no ser tan largas como para distanciar a las dos personas.

¿Cómo saludarse correctamente?

Tom Freiden, ex director de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos, aconseja, un saludo del sudeste asiático que consiste en acompañar esta palabra con juntar las palmas de las manos a la altura del pecho e inclinarse hacia adelante en señal de respeto.La nueva normalidad viene con saludos sin contacto (Shutterstock)La nueva normalidad viene con saludos sin contacto (Shutterstock)

Cualquier inclinación hace que las personas se encuentren a una distancia menor a la recomendada y eso es sinónimo de riesgo. La prohibición, sin embargo, abre la puerta a la originalidad…

Digiqole ad
Avatar

Javier Alava

Artículos relacionados