Ministerio de Trabajo emitió norma para evaluar al personal de entidades públicas sujetas a reestructuración

 Ministerio de Trabajo emitió norma para evaluar al personal de entidades públicas sujetas a reestructuración
Digiqole ad

El Ministro de Trabajo emitió las directrices para evaluar al talento humano dentro del proceso de reestructuración de las entidades del sector público. El proceso consta en el Acuerdo 195, emitido el martes, 23 de julio del 2019, y rige sin perjuicio de su publicación en el Registro Oficial.

El ministro de Trabajo, Andrés Madero, explicó que el Acuerdo busca establecer un mecanismo técnico para definir la estructura de personal en las entidades que se eliminan, fusionan o absorben. Otro objetivo es evitar duplicidad de funciones en esas instituciones. Por ejemplo, el año pasado el Gobierno anunció la intención de fusionar el Servicio de Rentas Internas (SRI) y el Nacional de Aduana del Ecuador (Senae). 

El tema es parte del proceso de optimización del Estado y es de cumplimiento obligatorio para las funciones Ejecutiva, Legislativa, Judicial, Electoral y de Transparencia y Control Social. El proceso rige para funcionarios de contrato, nombramiento (permanente o provisional), aunque hay algunas excepciones como funcionarios con permiso de lactancia, en comisión de servicios y otros.

El Acuerdo da un plazo de 30 días para que las instituciones sujetas a fusión o eliminación remitan a la entidad que las absorberá ocho tipos de aspectos como listado del personal (nombre, cargo, modalidad contractual, entre otros), detalle de personal que esté en proceso de jubilación y vacantes disponibles.

Además, la entidad deberá anexar el expediente personal de cada servidor. La entidad que reciba la información deberá evaluar al personal y establecer una nueva estructura institucional. El nuevo esquema deberá ser aprobado por el Ministerio de Trabajo y contar con aprobación presupuestaria del Ministerio de Economía. El proceso de valoración de los funcionarios se hará sobre 100 puntos: 40 puntos por la instrucción formal, 35 por la experiencia y 25 por la evaluación de desempeño.

Los funcionarios que no cumplan con la instrucción y experiencia requerida para el puesto serán desvinculados, sin pasar por la evaluación. Por ejemplo, un servidor público cinco con título de tercer nivel debe tener al menos dos años y seis meses de experiencia específica para el cargo. Los funcionarios deberán obtener, por lo menos, 80 puntos para tener una evaluación “alta”, que se requiere para continuar en el sector público.

Fuente: El Comercio Ec.

Digiqole ad

Artículos relacionados

Leave a Reply