Los 221 cantones del país acogieron el rojo para iniciar la nueva fase

 Los 221 cantones del país acogieron el rojo para iniciar la nueva fase
Digiqole ad

Ecuador inicia su segundo día de la nueva fase de distanciamiento social. Para esta, los 221 cantones que forman parte de las 24 provincias decidieron iniciar con el color rojo del semáforo que rige durante la emergencia.

Para la transición, los ciudadanos deben cumplir dos tipos de normas, las obligatorias y las que señala el color del semáforo.

La titular del Servicio Nacional de Gestión de Riesgos y Emergencias (SNGRE), Alexandra Ocles, indicó que hasta las 10:30 del lunes el Comité de Operaciones de Emergencia (COE) recibió las actas de la totalidad de los cantones del país donde se ratifican en el color rojo.

Ese color estipula la continuación de las restricciones previstas en la etapa de aislamiento, como el toque de queda de 14:00 hasta las 05:00 del siguiente día y la suspensión de la jornada laboral presencial, pero también se incluye la flexibilización de ciertos sectores para la reactivación de la economía.

Ocles mencionó “algunos cambios importantes”, entre los cuales está que las cadenas nacionales para informar sobre la situación sanitaria se darán los lunes, miércoles y viernes, a las 16:00. “La publicación de los datos se hará en las mañanas”.

La titular del SNGRE precisó que están autorizadas las actividades comerciales por pedido telefónico o servicio en línea y la entrega de esos productos a domicilio. El servicio funcionará en horario de 07:00 a 22:00.

En el caso del servicio de taxis, el COE autorizó que el horario sea de “05:00 hasta las 22:00 conforme las restricciones del número de placas”; es decir que solo podrán circular un día a la semana.

Dentro de este servicio, también puntualizó que existirá una reducción del 30% de descuento para usuarios que pertenezcan a los sectores de salud, Policía Nacional, Fuerzas Armadas, funcionarios del ECU-911, seguridad privada y de entidades de tránsito.

OPINIONES

Mónica Parra. Operadora Logística

Mónica forma parte de los sectores esenciales que no pueden dejar de laborar en la emergencia sanitaria: la empresa en la que trabaja se encarga del almacenamiento, distribución y transporte de medicamentos.

Entre las medidas de bioseguridad que aplicó está la utilización de la mascarilla, alcohol, prendas de vestir como pantalón y buzos que no le permitan tener partes de su cuerpo descubiertas, mantener recogido su cabello, además dejó de usar accesorios para su vestimenta.

Ella vivió todas las etapas de la emergencia sanitaria y este lunes 4 de mayo de 2020 que se inició la del distanciamiento, notó más afluencia de personas en Quito. Sin embargo, sí destacó el uso de mascarilla, guantes y trajes de bioseguridad en los transeúntes.

Para Mónica, las medidas de seguridad deben mantenerse a pesar de que los cantones decidan cambiar el color de su semáforo de emergencia. Recomienda a los ciudadanos que presten atención a sus cuidados, pues el semáforo está en rojo.

Édgar Granda. Conductor de taxi

El trabajo de Édgar dio un giro total una vez que empezó la emergencia sanitaria. No solo tuvo que incorporar medidas sanitarias en él y su vehículo, sino que, además, solo labora un día a la semana y durante un lapso de tiempo.

Desde el 4 de mayo, que el país pasó a la etapa de distanciamiento, los taxis pueden transitar hasta las 22:00. Sin embargo, para Édgar, esta medida no influye tanto en sus ingresos “porque las personas dejan de circular a las 14:00”.

En su vehículo mantiene una mascarilla, guantes, gafas y alcohol para la manipulación del dinero que entregan sus clientes. Una vez que una persona baja del carro, también desinfecta los lugares expuestos.

Según explicó, los ingresos por las labores del taxismo volverán a la normalidad una vez que las personas puedan transitar libremente. Aunque aclaró que las medidas de bioseguridad deben ser exigidas, incluso cuando el país suspenda la emergencia sanitaria.

Roberto Valero. Docente

Cada día, Roberto enciende su computadora y se alista para dar clase a sus estudiantes. Es docente de una institución educativa privada y la emergencia sanitaria lo obligó a tener labores diferentes.

Aunque el colegio en el que labora tiene su propia plataforma para impartir clases, Roberto alerta que de 30 estudiantes inscritos en el ciclo lectivo, existen días en los que alcanza a dar su clase a 22.

Pero no solo tuvo que adquirir conocimientos en el área tecnológica, también ha buscado nuevas formas de enseñanza que le exigen cubrir más horas de labores que las que realizaba en la jornada presencial.

También vio la privacidad de su teléfono casi eliminada. Su número es totalmente público para padres, compañeros y estudiantes, que constantemente se comunican por este medio para cumplir las exigencias educativas.

Para Roberto, el cambio de color en el semáforo no implica cambios en su rutina diaria. Procura mantener las medidas de seguridad.

Clarents Ley. Emprendedor en bebidas de frutas

Con tal solo 21 años, Clarents emprendió la apertura de una fábrica de bebidas de frutas “Su creación”. Las entregas a domicilio sostienen su emprendimiento y no ha parado un solo día de producir bebidas con productos naturales y venderlas a las familias.

El covid-19 no detuvo su emprendimiento. Para ello, descargó el salvoconducto que lo habilita a circular en horarios establecidos. Este lunes 4 de mayo, en el primer día de la semaforización, como todas las mañanas entregó el producto en cada uno de los domicilios que le pidieron a través de redes sociales o WhatsApp.

Además de él, otros dos jóvenes son parte del emprendimiento. Aplican todos los protocolos de seguridad por parte de Arcsa. Como parte de ello desinfectan las frutas que se compran antes de que se proceda a despulpar.

Al mes están produciendo 600 litros solo con maracuyá. “Nos aplazaron las fechas de pago, nos dieron cuatro meses de gracia y un año más de extensión del crédito. Esto fue un respiro para nosotros”. (I)

Fuente : El Telégrafo

Digiqole ad

Artículos relacionados

Leave a Reply