La peste porcina africana ha llegado a Alemania

 La peste porcina africana ha llegado a Alemania
Digiqole ad

El Ministerio Federal de Alimentación y Agricultura de Alemania (BMEL) comunicaba a última hora de este miércoles un caso sospechoso de peste porcina africana (PPA) en un cadáver de jabalí, a pocos kilómetros de la frontera germano-polaca, en el distrito de Spree-Neisse del estado de Brandemburgo.

Este jueves este caso sospechoso ha sido confirmado en rueda de prensa por la ministra federal de Agricultura, Julia Klöckner, que ha señalado que el Instituto Friedich Loeffler (FLI), laboratorio nacional de referencia del país, ha detectado el virus en las muestras enviadas.

Esto significa que Alemania, uno de los mayores productores de cerdo de Europa, deja de ser oficialmente un país libre de PPA, al menos en jabalíes, una situación similar a la que ha venido sufriendo Bélgica, que ha conseguido mantener al virus bajo control.

Durante la rueda de prensa, la ministra alemana ha defendido que el país “está preparado” para enfrentarse a este nuevo escenario y de hecho cuentan con un protocolo para abordar estos casos, que se ha activado inmediatamente. Además, Alemania ha establecido un equipo de crisis centrado en contener la enfermedad.

Klöckner ha recordado que se habían venido tomando medidas, realizando reformas en las leyes de salud animal del país y también en las de caza para preparase para esta situación. Eso sí, a partir de este momento se tomarán medidas adicionales.

En primer lugar, restricciones al tráfico de vehículos y de personas por la zona afectada, donde además se reforzarán las batidas para buscar cadáveres de jabalíes, pero también para reducir la densidad de estos en la zona y minimizar posibles contagios.

La idea es que los estados alemanes sean los responsables de la gestión de la crisis, y sean ellos los que establezcan áreas de restricción, aunque solo en la zona afectada, pues la ministra ha insistido en que no quieren que todos los ganaderos del país se vean afectados por este suceso.

De hecho, Klockner ha aprovechado para tranquilizar a los consumidores, recordando que la peste porcina africana no afecta a los humanos, tampoco el consumo de carne posiblemente contaminada.

La ministra ha admitido que han mantenido fuera de sus fronteras la enfermedad desde hace mucho tiempo, para lo que habían tomado, además de medidas para evitar la entrada de jabalíes por la frontera, otras acciones para concienciar a los viajeros de estos países para que no trajeran la enfermedad con ellos.

Sobre el impacto económico ha recordado que en la Unión Europea se aplican criterios de zonificación respecto a los brotes de enfermedades animales, por lo que solo la región afectada vería vetadas sus exportaciones.

Digiqole ad

Artículos relacionados