La futura embajadora de Estados Unidos ante la ONU aseguró que el gobierno de Joe Biden adoptará con China

 La futura embajadora de Estados Unidos ante la ONU aseguró que el gobierno de Joe Biden adoptará con China
Digiqole ad

Linda Thomas-Greenfield, nominada por Joe Biden para el puesto de embajadora de Estados Unidos ante las Naciones Unidas, prometió el miércoles que el país norteamericano adoptará una política dura para contrarrestar la influencia global de China y expresó su pesar por haber pronunciado hace un par de años un discurso en un instituto financiado por Beijing.

Su postura al respecto del gigante asiático posiblemente haya respondido a los cuestionamientos que un grupo de senadores republicanos le hicieron por esa aparición, que tuvo lugar en el 2019 en un instituto financiado por China.

De acuerdo con el sitio Político, el senador republicano por Texas, Ted Cruz, fue el más crítico, alegando que el discurso no contenía críticas a China e incluso parecía expresar admiración por la potencia asiática.

Sin embargo, Thomas-Greenfield, insistió en que tomará una línea dura con China en las Naciones Unidas, asegurando que esa será su “máxima prioridad”.El senador republicano Ted Cruz sostiene la transcripción de un discurso de Linda Thomas-Greenfield en 2019. Michael Reynolds/Pool via REUTERSEl senador republicano Ted Cruz sostiene la transcripción de un discurso de Linda Thomas-Greenfield en 2019. Michael Reynolds/Pool via REUTERS

Las críticas recibidas sobre actividades en 2019, mientras estaba en el sector privado, referían a las realizadas en el Instituto Confucio de la Universidad Estatal de Savannah, uno de los centros lingüísticos y culturales en el extranjero promovidos por Beijing. Thomas-Greenfield lamentó haber aceptado la invitación para pronunciar el discurso de 2019, aunque discretamente discrepó con algunas de las afirmaciones de Cruz.

La diplomática aseguró que pronunció el mencionado discurso por estima por la universidad, una institución históricamente negra en el estado de Georgia, y con la esperanza de que más personas de color se unieran al Servicio Exterior de Estados Unidos, no por el Instituto Confucio en sí.

Trump presionó por el cierre de todos los Institutos Confucio en el país, diciendo que equivalían a órganos de propaganda del gobierno chino.

“Sinceramente, desearía no haber aceptado la invitación específica. Y salí de la experiencia francamente alarmada por la forma en que el Instituto Confucio se estaba involucrando con la comunidad negra en Georgia”, aseguró.

“China es un adversario estratégico”, dijo. Y aseguró que el Partido Comunista de China “amenaza” la seguridad y los valores estadounidenses.

Además, la diplomática dijo que Estados Unidos debería pagar las cuotas adeudadas a las Naciones Unidas, la “mayor organización de paz de la historia”, y no permitir que otras potencias llenen un vacío de poder que podría dejar.

“En particular, sabemos que China está trabajando en todo el sistema de la ONU para impulsar una agenda autoritaria que se opone a los valores fundamentales de la institución: los valores estadounidenses”, dijo.Joe Biden y Linda Thomas-Greenfield. REUTERS/Joshua RobertsJoe Biden y Linda Thomas-Greenfield. REUTERS/Joshua Roberts

“Su éxito depende de nuestra continua retirada [de instancias internacionales]. Eso no sucederá bajo mi supervisión”, subrayó, en referencia a la política adoptada por el gobierno de Donald Trump, que antagonizó a las principales organizaciones multilaterales.

En ese sentido, Thomas-Greenfield sostuvo que Estados Unidos debería pagar los atrasos en las operaciones de mantenimiento de la paz de la ONU, estimados en alrededor de USD 1.300 millones.

“No pagar nuestras cuentas realmente disminuye nuestro poder y disminuye nuestro liderazgo”, expresó.

Digiqole ad
Avatar

Javier Alava

Artículos relacionados