Internet barato

 Internet barato
Digiqole ad

César Augusto Sosa (columnista)

Ecuador necesita crecer de forma sostenida y con equidad. Y uno de los sectores que puede contribuir es el de telecomunicaciones.

No es nuevo que el uso de la tecnología aumenta la productividad en los sectores que saben implementarla, desde entidades públicas, turismo o educación. La Unión Internacional de Telecomunicaciones sostiene que un incremento de 10% en la penetración de la banda ancha móvil genera un incremento del PIB entre 0,25% y 1,38%, es decir, hasta USD 1 300 millones en el caso ecuatoriano. Otro cálculo del Ministerio de Telecomunicaciones señala que esa contribución sería de 0,52%, unos 500 millones.

En febrero pasado, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) publicó un informe sobre el estado actual de las telecomunicaciones y la banda ancha en Ecuador. Ahí señala que un aumento de 10% en la penetración de la banda ancha en los países de América Latina y el Caribe generaría un aporte de 3,19% en el PIB y de 2,61% en la productividad, a la vez que generaría más de 67 000 empleos directos. En el caso ecuatoriano, la banda ancha ha contribuido a disminuir el desempleo, pero sobre todo a crear nuevos puestos de trabajo.

El sector de telecomunicaciones, sin embargo, tiene varios obstáculos que le impiden alcanzar el dinamismo que el país requiere, aumentar la cobertura, mejorar la calidad del servicio y reducir los precios.

La reciente encuesta del INEC sobre las Tecnologías de Información y Comunicación (TIC) muestra que en el 2019 hubo más personas que usaron un Smartphone -independientemente de la edad-, pero la proporción de personas que tenía un celular activado no varió. También hubo un porcentaje mayor de hogares con acceso a internet (45,5%), pero esa cifra es insuficiente considerando que la mayoría de hogares en el país aún no tiene ese acceso, sobre todo en el sector rural (21,6%).

El desarrollo del sector de telecomunicaciones amerita grandes inversiones y el Gobierno lo sabe. Por eso, en mayo del 2019 impulsó un plan para que las empresas privadas asuman esa tarea, lo cual requería desarrollar una serie de normativas que posibiliten la inversión en infraestructura.

Una de esas tareas era la asignación de espectro radioeléctrico para nuevos servicios. Ecuador ha asignado solo una cuarta parte de los 1 040 MHz que posee. A mayor uso del espectro, las empresas tienen más opciones para masificar el acceso a la red 4G o 5G. Y eso puede significar mayor oferta de datos y menores precios al usuario.

Hay otras tareas que son de igual importancia y siguen pendientes: la regulación de la competencia, la revisión del régimen tarifario de frecuencias, los incentivos para compartir infraestructura, el desarrollo de infraestructura en zonas no atendidas y la revisión de las cargas económicas.

Es necesario avanzar en todas esas áreas, no solo con el objetivo de mejorar el acceso o el uso de internet, sino de reducir las brechas tecnológicas y avanzar en un desarrollo social más equitativo.

Tomado de diario El Comercio ec.

Digiqole ad

Artículos relacionados

Leave a Reply