Hay un preacuerdo para focalización de la extra, sin tocar el diésel

 Hay un preacuerdo para focalización de la extra, sin tocar el diésel
Digiqole ad

Quito.- El proceso de diálogo sobre el manejo de subsidios de los combustibles tiene un primer preacuerdo entre el Gobierno y el sector indígena. La idea es que se trabajará en una serie de propuestas para optimizar los subsidios en las gasolinas extra y ecopaís. Sin embargo, en torno al diésel se harán esfuerzos para no tocar su precio.

Así lo explicó el ministro de Energía y Recursos Naturales no Renovables, Carlos Pérez García, quien agregó que en Lago Agrio continuaría con el diálogo con autoridades para socializar estos temas.

De todos modos, dijo que el régimen quiere aún analizar posibilidades de optimizar el tema del diésel, y también se buscará atender las necesidades de las comunidades.

Los indígenas y el Gobierno iniciaron las conversaciones luego de que la semana pasada se dieron hechos violentos cuando la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie) se opuso a la eliminación de subsidios de gasolinas y diésel, que constaba en el Decreto 883, que finalmente fue derogado.

El ministro, reunido el jueves con las autoridades de Sucumbíos, trató temas como el contrabando de combustible y soluciones para el alcantarillado, la vialidad, presupuesto de seguridad, generación de fuentes de empleo, entre otros.

Ayer, Carlos Salazar, presidente de la Cámara de Distribuidores de Derivados de Petróleo (Camddepe), expuso cuál es su propuesta frente a los subsidios de combustibles, tras su asamblea en la capital.

Explicó que su posición es realizar incrementos graduales de las gasolinas y el diésel de al menos 5 centavos cada mes.

Así, al cabo de dos años, se vería un incremento total de $1,20 por galón de gasolina o diésel.

Para Salazar, una medida de este tipo no generaría un alto impacto. En estos días harán la propuesta oficial a la Agencia de Regulación y Control Hidrocarburífero (ARCH).

Opina que es necesario un ajuste de los precios, pues ya son más de 17 años que estos se han mantenido congelados.

En tanto, el consejo ampliado de la Conaie prevé reunirse el próximo miércoles, en Quito, para decidir si permanecen o se retiran de la comisión técnica integrada con delegados del Gobierno, con el fin de elaborar un nuevo decreto sobre los subsidios.

El presidente de la organización, Jaime Vargas, confirmó que se realizará este encuentro entre dirigentes de las filiales para poder llegar a acuerdos y consensos, pues “no vamos a aceptar un decreto que vaya en contra del mismo pueblo”.

Ellos se mantienen en que deben buscarse “alternativas”, para evitar la eliminación de los subsidios, como por ejemplo que se “analicen los contratos petroleros”.

También se preguntó “por qué se condonaron millones de dólares (a través de la Ley de Fomento Productivo)…”, comentó el dirigente.

Se refería al proceso de remisión en el que las empresas pagaron capitales de deuda, pero se les perdonaron los intereses, multas y recargos.

A esto se suma que creen que “no hay ambiente para poder trabajar en tranquilidad”. “Por lo menos quisiéramos que liberen a todos los hermanos apresados, están indígenas, mestizos, están todos”, dijo Vargas.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) informó que espera la emisión del nuevo decreto por parte de Ecuador para culminar la segunda revisión de un préstamo por $ 4.200 millones, según el economista subjefe para América Latina Krishna Srinivasan.

Pérdidas económicas

El ministro de Energía y Recursos Naturales no Renovables, Carlos Pérez García, aseguró que la paralización de pozos en los 11 días de protestas hizo que la producción petrolera disminuyera al menos 2 millones de barriles, tanto en la estatal Petroecuador como en las empresas privadas. Esto equivale a más de $100 millones de exportación del crudo. Adicionalmente, la recuperación de producción de los pozos afectados requerirá unos $38 millones extras, y no los $48 millones que se habían calculado en un principio. Los mayores daños registrados en los pozos tienen que ver, sobre todo, con robo de cables de cobre, que son los que llevan la energía a pozos y bombas, explicó.

Audiencia aplazada

Por petición de la Fiscalía, Petroecuador y el procesado Darío Torres, el conjuez David Jacho difirió la audiencia de procedimiento directo dentro del caso que investiga la paralización de un servicio público, que se sigue contra el asambleísta correísta Yoffre Poma; al prefecto de Sucumbíos, Amado Chávez, y siete personas más, que se tomaron varios pozos petroleros. La diligencia estaba señalada para las 09:00 de ayer, pero quedó para el 24 de octubre, a la misma hora. El delito que se investiga tiene una sanción de uno a tres años de cárcel. (I)

Fuente: El Universo

Digiqole ad

Artículos relacionados

Leave a Reply