Final en el George Capwell : Victoria del cuadro argentino, Unión de Santa fe (1×2) frente a Emelec por la Copa Sudamericana

 Final en el George Capwell : Victoria del cuadro argentino, Unión de Santa fe (1×2) frente a Emelec por la Copa Sudamericana
Digiqole ad

Unión salió a jugar el partido consciente que debía rápidamente ponerse en partido y eso lo lograría marcando un gol.Por ello, los primeros minutos jugó en campo rival, con una propuesta ambiciosa y audaz. Con futbolistas de características ofensivas, pregonando el juego por abajo e intentando llegar con mucha gente al área rival.

En esos primeros minutos era superior a Emelec, ya que al elenco ecuatoriano le costaba hacer pie. Unión mostraba mucha movilidad, abría bien la cancha y con centros desde los costados complicaba al conjunto local. A los 14′ probó Ezequiel Cañete desde afuera del área y controló Ortiz.

Al Tate le faltaba la puntada final, pero insinuaba y mucho. En consecuencia, no sorprendió que a los 21′ llegara al gol. Una buena subida por izquierda de Claudio Corvalán, el centro atrás, el despeje fallido de Oscar Bagüi y Javier Cabrera aprovechó para rematar de zurda con algo de fortuna, dado que el balón rebotó en Bagüi y descolocó a Ortiz para establecer el 1-0.

Pero pese a la ventaja, Unión no dejó de atacar y siguió buscando. Gabriel Carabajal intentó un centro desde la izquierda a los 26′ pero nadie llegó a conectar y el balón pasó muy cerca del caño izquierdo de Ortiz. Unión no sufría en defensa y cada vez que tenía espacios se mostraba muy peligroso, con una gran labor de Cabrera por derecha.

Emelec no defendía para nada bien y a Unión le faltaba algo más de contudencia. Avisó el conjunto local a los 34′ con un disparo desde afuera del área de Facundo Barceló que Sebastián Moyano en gran reacción envió el balón al córner.

Y en la contra Cabrera remató pero Bagüi cerró y la pelota se fue al tiro de esquina. El partido era de ida y vuelta y Unión mostraba mucha actitud, pero también buen fútbol. No se desesperaba, ejecutaba el plan ideado y estaba al acecho para dar el golpe.

El Tate estuvo muy cerca de marcar el segundo a los 42′, una presión alta derivó en una mano a mano de Franco Troyansky pero su remate pegó en el pie de Ortiz y rebotó en el palo derecho. En el rebote, la despejó Sebastián Rodríguez.

El resultado del primer tiempo le quedó corto a Unión, ya que como mínimo debió irse a los vestuarios con una diferencia de dos goles, ante un mediocre equipo ecuatoriano que no tenía un plan de juego. En esos primeros 45′ fue sustancial la mejora del Rojiblanco respecto a lo que había sido el primer partido.

Y en el inicio del segundo tiempo siguió siendo mejor Unión. A los 8′ Ezequiel Cañete probó de media distancia y su disparo se fue cerca del palo izquierdo. Y segundo después Carabajal encaró hacia el arco pero su remate dentro del área no tuvo dirección y el balón fue a parar a las manos de Ortiz.

El resultado era absolutamente mentiroso, perder por un gol era un negocio enorme para Emelec y una injusticia para el Tate. Ni hablar cuando a los 12′ Cañete quedó mano a mano con el arquero, remató y cuando el balón se metía en el arco un defensor la despejó en la línea.

Pero el fútbol tiene esas cuestiones que son inexplicables, un partido que Unión merecía ganarlo por tres goles, de repente Emelec lo empató. A los 17′ Joao Rojas disparó, Moyano respondió pero en el rebote aprovechó Facundo Barceló quien remató sin oposición al primer palo para decretar el 1-1 impensado.

Unión acusó el impacto, ya que en los minutos siguientes parecía que se quedaría con las manos vacías. Porque Emelec se animó y comenzó a merodear en el área rojiblanca. El Tate ya no tenía el control del juego y los ecuatorianos estaban con el ánimo renovado.

Pero en el peor momento de Unión, un grosero error del defensor Wilmer Godoy le posibilitó a Unión llegar al gol. El jugador ecuatoriano quiso cubrir la pelota ante Fernando Márquez, pero fue al piso y el balón le pegó en la mano. El árbitro chileno Angelo Hermosillo no dudó y decretó la pena máxima. El resto lo hizo el Cuqui con una definición a pura jerarquía desde los 12 pasos, con un disparo esquinado para decretar el 2-1 cuando se jugaban 29′.

Digiqole ad
Avatar

Javier Alava

Artículos relacionados