Exembajadora en Ucrania acusa a Trump de echarla con informes 'ficticios'

 Exembajadora en Ucrania acusa a Trump de echarla con informes 'ficticios'
Digiqole ad

La exembajadora de Estados Unidos en Ucrania, Marie Yovanovitch, dijo el viernes a los legisladores que llevan adelante la investigación del juicio político a Donald Trump que el presidente buscó su destitución durante meses y que finalmente fue echada por alegaciones «falsas» formuladas por actores cuestionables, indicó la agencia AFP.

En la primera aparición ante el Congreso de un funcionario gubernamental desde que Trump declaró la guerra a la investigación de juicio político promovida por los demócratas,  Yovanovitch emitió una crítica mordaz a la conducción de la política exterior por parte del Ejecutivo, informó el diario The New York Times.

El testimonio de la exembajadora en Kiev podría ser un gran avance para aquellos que buscan detalles de primera mano sobre los esfuerzos de Trump, incluso a través de su abogado personal Rudy Giuliani, para presionar a Ucrania para que investigue al rival político de Trump Joe Biden.

Esos esfuerzos, revelados a partir de una denuncia y la posterior publicación del registro de la Casa Blanca de una llamada del 25 de julio entre Trump y el presidente ucraniano Vladimir Zelensky, se han convertido en el eje de la investigación de juicio político.

Yovanovich criticó los informes «ficticios» difundidos por aliados de Trump según los cuales ella sería desleal al presidente, y dijo que nunca hizo nada para sabotear la campaña o la gestión del mandatario, señaló el diario.

El testimonio de Yovanovitch coincide con el anuncio por parte del embajador estadounidense en la Unión Europea, Gordon Sondland, de que finalmente testificará ante el Congreso el próximo jueves pese a la prohibición del Departamento de Estado, según anunció este viernes su abogado.

Sondland, un rico donante de la campaña de Trump de 2016, fue incluido en cadenas de mensajes de texto que critican los esfuerzos del presidente para presionar a Ucrania a investigar a Biden.

El escándalo dio un giro dramático el jueves pasado cuando la fiscalía anunció el arresto por cargos de financiamiento ilegal de campaña de dos colaboradores de Giuliani que habrían participado en el presunto plan de ensuciar a Biden. Los demócratas de la Cámara de Representantes también están investigando si Yovanovitch fue despedida porque no se embarcó en la misma dirección.

Los dos hombres detenidos, Lev Parnas e Igor Fruman, acordaron reunir 20.000 dólares o más para lograr que un congresista estadounidense contribuyera «a hacer que el gobierno de Estados Unidos retire a la entonces embajadora de Estados Unidos en Ucrania», afirma la acusación.

El legislador en cuestión sería Pete Sessions, un republicano de Texas. Sessions reconoció haber solicitado la destitución de Yovanovitch, pero dijo que ello se debió a que la exembajadora estaba «menospreciando al presidente Trump». Trump admitió abiertamente que buscaba la destitución de Yovanovitch.

Según el Times, la diplomática destituida dijo a los legisladores que solo ha tenido «contactos mínimos» con Giuliani y «ninguno relacionado con los eventos en cuestión». Atribuyó los ataques de que es víctima en parte debido a su firme promoción de los esfuerzos anticorrupción.

Los contactos de Giuliani «bien podrían haber creído que sus ambiciones financieras personales se vieron obstaculizadas por nuestra política anticorrupción en Ucrania», dijo. Trump y otros republicanos han argumentado reiteradamente, sin evidencia, que Biden intentó expulsar a un fiscal en Ucrania para proteger a su hijo Hunter, que trabajaba para una compañía de energía ucraniana. (I)

Digiqole ad

Artículos relacionados

Leave a Reply