Europa retrasa sus relojes una hora por el horario de invierno

 Europa retrasa sus relojes una hora por el horario de invierno
Digiqole ad

Los relojes volvieron la madrugada desde este domingo 27 de octubreretrasarse una hora con motivo del horario de invierno, de acuerdo con la Directiva Europea del Cambio de Hora que se aplica en todos los países de la Unión Europea.

Como resultado, amanecerá antes y se hará de noche un poco más pronto.

El cambio de hora empezó a generalizarse a partir de 1974, desde la primera crisis del petróleo, cuando algunos países decidieron adelantar el reloj para aprovechar mejor la luz del sol y consumir así menos electricidad en iluminación.

Se aplica como directiva desde 1981 y ha sido renovada sucesivamente cada cuatro años. Si bien, desde la aprobación de la Novena Directiva por el Parlamento Europeo y del Consejo de la Unión en enero de 2001, el cambio se aplica con carácter indefinido. 

El cambio de hora se efectúa siempre el último domingo del mes de octubre en el caso del horario de invierno, cuando el reloj se retrasa una hora, y el último domingo del mes de marzo, cuando se adelanta una hora el reloj y comienza el horario de verano. 

Cambiar el ritmo biológico

Los científicos creen que el cambio de octubre es menos lesivo para la salud que el de marzo, ya que los españoles son más matutinos que vespertinos y no tienen en general problemas para adaptarse.

Amaneciendo una hora antes el cuerpo está incluso en mejores condiciones para ir al trabajo a primera hora de la mañana, según Dolores Corella, catedrática de Medicina Preventiva y Salud Pública en la Universidad de Valencia, quien ha explicado que la luminosidad inhibe la secreción de la melatonina, la hormona que estimula el sueño.

Los más sensibles a las alteraciones son los niños, ya que esos cambios de luminosidad y de horarios puede afectar a sus conductas y tener un impacto a nivel fisiológico, según Corella, que también es miembro del Centro de Investigación Biomédica en Red de Obesidad y Nutrición (CIBEROBN) y de la Fundación Gadea Ciencia.

De hecho, cada vez se concede más importancia a la «cronobiología» (los ritmos biológicos de los seres vivos) y cómo afecta a la salud, y está ya comprobado que las personas que trabajan de noche y las que cambian con frecuencia de horario sufren más riesgos de diabetes, obesidad, enfermedades cardiovasculares o alteraciones psicológicas como la depresión, ha informado la Fundación Gadea. (I)

Digiqole ad

Artículos relacionados

Leave a Reply