En la provincia de Loja, médicos debieron sepultar a paciente que murió por sospecha de COVID-19

 En la provincia de Loja, médicos debieron sepultar a paciente que murió por sospecha de COVID-19
Digiqole ad

En el cantón Calvas, provincia de Loja, se produjo un insólito hecho en medio de la emergencia sanitaria, pues médicos y funcionarios del hospital José Miguel Rosillo adoptaron el rol de sepultureros, al llevar el cadáver de una paciente al cementerio de una localidad vecina para darle sepultura.

Daniel Quishpe, director distrital de Salud, el médico Juan Bravo y otros servidores trasladaron el ataúd hacia Cariamanga, el viernes 14. Era el cuerpo de una mujer de 93 años que murió con sospecha de COVID-19.

Álex Padilla, alcalde de Calvas, señaló por el suceso a la Policía Nacional, al asegurar que por disposición del COE nacional esa entidad es supuestamente la encargada del traslado de cadáveres de los hospitales a los cementerios.

Dijo que ese día se comunicó dos veces con dos mandos de la Policía Nacional solicitando el envío de una camioneta institucional. Agregó que junto con personal municipal esperaba el cuerpo en el camposanto cuando divisó una ambulancia del hospital José Miguel Rosillo.

Padilla remarcó que la Policía Nacional es la encargada de los traslados al cementerio en localidades donde no hay Medicina Forense.

Comentó que los uniformados contactados ofrecieron el envío de una camioneta, que la dirección del hospital estaba presta a facilitarles batas, guantes, mascarillas y demás insumos de protección.

El alcalde lamentó que ciudadanos desatiendan disposiciones sanitarias para evitar la propagación del coronavirus. Agregó que seguirán con las campañas de prevención y destacó que la semana pasada instalaron cinco lavamanos públicos en puntos estratégicos del cantón lojano.

La provincia de Loja registra 4327 casos confirmados. Así consta en el portal web del Ministerio de Salud Pública, que además detalla que los casos a nivel nacional suman 100 688, correspondientes a pruebas PCR y rápidas.

Para contrarrestar la propagación del virus, el COE nacional mantiene la disposición de restringir los fines de semana el consumo de licor en 18 provincias del país.

Registro de contagios

El viernes 14, el Distrito de Salud reportó que Calvas registraba once casos de COVID-19, tres fallecidos y seis decesos bajo sospecha de contagio; 37 personas recuperadas, 22 muestras a la espera de confirmación o descarte del virus y 130 personas en cerco epidemiológico.

Digiqole ad

Artículos relacionados

Leave a Reply