Detectan signos de vida bajo escombros al mes de la explosiones en Beirut

 Detectan signos de vida bajo escombros al mes de la explosiones en Beirut
Digiqole ad

Beirut cruza los dedos para que haya un pequeño milagro, en vísperas de que se cumpla un mes de las explosiones que causaron casi 200 muertos y más de 6.000 heridos. Los equipos de búsqueda han detectado este jueves 3 de septiembre signos de vida bajo los escombros de un edificio.

Un perro de rescate de un equipo de especialistas chilenos y libaneses se paró y comenzó a buscar intensamente en una construcción derrumbada del distrito de Gemayze, en el barrio de Mar Mikhael, una de las zonas más afectadas por la onda expansiva, señala elmundo.es

El equipo ha detectado latidos de corazón y respiración y los escáneres térmicos han captado signos de vida bajo los escombros del lugar, lo que revelaría la existencia de una o de dos personas con vida bajo las ruinas, según ha indicado el gobernador de Beirut, Marwan Abboud, a la agencia France-Presse.

Enseguida, el lugar se ha llenado de periodistas y curiosos, que fueron evacuados por unidades de la Defensa Civil, que se preparan minuciosamente para un posible rescate, informa el diario ‘An Nahar’. «Esperamos que alguien salga vivo», ha deseado Abboud.

Michel al-Murr, miembro de la Brigada de Bomberos de Beirut, también ha confirmado la detección de pulsaciones «de una persona». Según sus cálculos, estaría a dos metros bajo los escombros. Otro miembro de los equipos de rescate ha asegurado a medios locales que los escáneres han captado «19 respiraciones por minuto».

El 4 de agosto, dos explosiones simultáneas en el puerto de Beirut provocaron una tragedia humana y devastaron la mitad de la capital libanesa. Las detonaciones fueron causadas por la combustión de 2.750 toneladas de nitrato de amonio que llevaban seis años almacenadas en un depósito del puerto sin ningún control ni seguridad. Todavía se desconocen las causas de la explosión.

Las autoridades judiciales han emitido órdenes de arresto contra 25 personas por su presunta responsabilidad en la tragedia.

El anuncio de que podría haber un superviviente ha dado esperanza a las familias que aún buscan los cuerpos de sus allegados desaparecidos, pese a que han transcurrido cuatro semanas.

Según el Ejército libanés, siete personas se encontrarían aún desaparecidas. «Treinta días después, hay una oportunidad para los supervivientes, pero una necesidad para la oración», sentencia el diario ‘An Nahar’. (I)

Digiqole ad
Paúl Herrera

Paúl Herrera

Artículos relacionados