De vuelta al mundo del atún

 De vuelta al mundo del atún
Digiqole ad

Francisco Huerta Montalvo (columnista)

Una trampa común de nuestros días, en la que es posible caer frecuentemente, es la de entretenerse en los temas cotidianos: el fútbol, el matrimonio igualitario, la corrupción y su gigantesca trama, los hilos comunicadores entre Odebrecht y Arroz Verde, la banalidad del debate legislativo y un largo etcétera.

Por supuesto, ni remotamente quiero proponer que olvidemos opinar sobre esos temas. Lo que me gustaría es que pensemos más en el mañana inmediato.

A todos quienes les pregunto: ¿cómo ves al Ecuador?, me dan respuestas pesimistas. Un interrogado lúcido me contestó gris y luego explicó su cromática apreciación: si hacemos lo que hay que hacer puede ser felizmente blanco pero, si no asumimos las tareas pendientes será terriblemente negro.

Otro me dice que sin rumbo y lo compara con la selección que dirige el Bolillo Gómez. (Escribo horas antes del partido con Chile). El asunto es como para deprimirse.

Las noticia sobre el atún me suben el ánimo. Saber además que estamos procediendo al respecto como es debido, en acuerdo con la legislación internacional y las buenas prácticas, da gusto. Bien por los industriales nacionales y extranjeros que en Manta han producido ese resurgimiento. Más aplausos por los esfuerzos destinados a incorporarle las maravillas de la gastronomía a cargo de expertos con estrellas Michelin. Pronto podremos, sino ahora mismo, disfrutar de las delicias que su imaginación produce. Para matizar, sin mal ánimo, cabe decir que Manta es una hermosa ciudad que ha logrado superar con ventaja diverso tipo de dificultades, aunque se ha vuelto la ciudad más cara del Ecuador. En todo caso el atún es un ‘delicatessen’ por el que vale la pena pagar el precio. Sumamente saludable, lo señalo para darle un valor agregado a su inigualable sabor, que incluso sellado con “una vuelta y vuelta” y unos pocos aderezos satisface al paladar más exigente; debería estar en la mesa cotidianamente.

En todo caso, hay en lo que nos significa económicamente el atún, otras razones para cuidar el mar, evitando convertirlo en nuestro basurero mayor. Cuidar el mar debe ser consigna.

“La buena noticia de estos días es que el Ecuador es, otra vez, líder mundial en atún”

Tomado de Diario Expreso

Digiqole ad

Artículos relacionados

Leave a Reply