Daule, el tercer cantón del país con más contagios, va a amarillo desde el 12 mayo

 Daule, el tercer cantón del país con más contagios, va a amarillo desde el 12 mayo
Digiqole ad

Daule, según el informe oficial del Comité de Operaciones de Emergencia (COE), tiene 719 casos de coronavirus confirmados, además de 29 fallecidos, 15 con pruebas y 14 probables. Es el segundo cantón del Guayas con mayor número de casos, superado solo por Guayaquil, que tenía 8881 hasta ayer. Daule también es el tercer cantón con más casos, superado precisamente por Guayaquil y Quito (tiene 1836).

No obstante, el COE local decidió que a partir del martes 12 de mayo, la jurisdicción pase del semáforo rojo al amarillo dentro de la emergencia sanitaria por el COVID-19. Así, Daule se convirtió ayer al mediodía en el primer cantón en el país en hacer ese anuncio.

Esa decisión debió comunicarse al organismo nacional hasta la medianoche de ayer, según la normativa vigente desde el pasado 4 de mayo, fecha en la que rige el cambio de la etapa de aislamiento a la de distanciamiento social. Esa fase se inició con todos los 221 cantones del país en color rojo.

Otros cantones también analizaban, pero hasta las 14:30 de ayer no hacían público el cambio, que debe avisarse al COE nacional 48 horas antes de iniciar cada semana. Otros, como Guayaquil, anunciaron el cambio de color para el 25 de mayo; Quito, en cambio, definirá el 26 de mayo próximo.

El cambio de color del semáforo, no obstante, mantiene las restricciones generales, como el toque de queda, el cierre de fronteras y aeropuertos, suspensión de transporte interprovincial, entre otras.

En el caso de Daule, el cabildo de ese cantón informó que las autoridades se reunirán nuevamente el 22 de mayo para evaluar los resultados y cumplimientos de las normativas dispuestas desde el COE nacional para enfrentar la pandemia de coronavirus.

Según las directrices dictadas por el COE nacional, este cantón ahora tendrá toque de queda de 18:00 a 05:00 del día siguiente, además se autorizará el transporte público urbano con un aforo del 30 % y se puede retomar la actividad laboral de los sectores no esenciales con el 50% de su personal a la vez, aunque, de igual manera, se pide priorizar el teletrabajo.

El alcalde de Daule, Wilson Cañizares, sostuvo el jueves pasado que el cantón se estaba preparando en materia de salud para enfrentar de mejor forma la pandemia en su cantón.

Una serie de medidas se implementaron en las últimas semanas dentro de los planes para reactivar el sector comercial y productivo del cantón. Cañizares, quien es médico, dijo que se hizo un estudio técnico con la toma de 1600 pruebas rápidas en la cabecera cantonal y parroquias, además se instalaron dos clínicas móviles, se adecuó un albergue con oxigenoterapia para pacientes con síntomas respiratorios y se abrió un centro de salud para personas con otras dolencias.

Dentro de las pruebas rápidas se detectó que el 35 % de la población tuvo el virus y ya está recuperada y que además las cifras de mortandad se han ido normalizando con tres a cuatro casos diarios. Al inicio de la pandemia se reportaban hasta 34 fallecidos al día, precisó.

Según las cifras oficiales, la parroquia La Aurora, ubicada frente a Guayaquil y que limita con Samborondón, es la que más casos registra, 277, seguida de la cabecera cantonal, con 266. En La Aurora se asienta la mayoría de urbanizaciones.

Pese a que el paso al semáforo amarillo significa que el toque de queda en este cantón empezará a las 18:00 y se extenderá hasta las 05:00 del día siguiente, no quiere decir que sus habitantes puedan transitar libremente hacia Guayaquil, Samborondón, Salitre y otros cantones vecinos, pues en ellos sigue vigente el color rojo del semáforo y el toque de queda comienza a las 14:00.

Milton Chang, infectólogo del hospital Luis Vernaza, consideró que la decisión del cabildo dauleño es muy “precoz” tomando en cuenta la incidencia de casos que se registran allí. Reconoció que hay mucha gente que ha visto afectada su economía por las restricciones originadas por la pandemia.

Sin embargo, estimó que flexibilizar las disposiciones puede acarrear consecuencias peores en cuanto a la salud. “Si no se toman las precauciones necesarias, puede desencadenarse un aumento abrupto de contagios”, opinó.

Entidades públicas

La autoridad de cada institución regula la actividad laboral, se prioriza el teletrabajo y pueden retomar trabajo presencial con un máximo de 50 % de su personal a la vez. Se faculta la organización de turnos para evitar aglomeraciones.

Empresas privadas
Todos los sectores no esenciales deciden el momento de retorno a sus actividades. Se mantiene el teletrabajo como prioridad. Pueden retomar trabajo presencial hasta con el 50 % de su personal a la vez. Se faculta la organización de turnos para evitar aglomeraciones.

Otras actividades
Todas las actividades deben contar con protocolos y mecanismos de supervisión de síntomas para sus empleados y/o clientes. Se autoriza la atención de consulta externa de todas las especialidades médicas. Se autoriza el transporte urbano e interparroquial con 30 % de ocupación. Circulación vehicular, dos días por semana. (I)

Fuente: El Universo

Digiqole ad

Artículos relacionados

Leave a Reply