China detecta rastros de coronavirus en alitas de pollo procedentes de Brasil

 China detecta rastros de coronavirus en alitas de pollo procedentes de Brasil
Digiqole ad

Las autoridades chinas informaron este jueves que, en un control rutinario, se había detectado la covid-19 en un cargamento de alitas de pollo importadas de Brasil, recoge el portal elpais.com.

El virus se encontró, según el país asiático, en una muestra recogida en la ciudad de Shenzhen, cerca de Hong Kong, en el sur de China.

Según el Gobierno chino, el pollo provenía de una planta de la empresa brasileña Aurora en el Estado de Santa Catarina. Aunque las personas que estuvieron en contacto con los productos contaminados dieron negativo en la prueba de coronavirus, la noticia ha generado preocupaciones sobre la posibilidad de que los alimentos puedan provocar nuevos brotes. La alerta china también ha puesto sobre la mesa un nuevo posible elemento en la guerra comercial global.

Camarones de Ecuador

La noticia llegó un día después de que se encontraran rastros del coronavirus en paquetes de camarones congelados provenientes de Ecuador en una ciudad de la provincia de Anhui, en el este de China. También esta semana, el Gobierno de Nueva Zelanda ha empezado a investigar la hipótesis de que un nuevo brote se iniciara en un frigorífico que recibe productos importados.

Ante estas noticias, la Organización Mundial de la Salud (OMS) minimizó el riesgo de que el coronavirus se pueda transmitir a través de los envases de los alimentos. “No hay evidencias de que la cadena alimentaria contribuya a la transmisión del virus”, dijo el director de emergencias de la OMS, Michael Ryan.

El Ministerio de Agricultura brasileño informó que las autoridades chinas aún no le habían notificado oficialmente el caso, pero que se había puesto en contacto con la Administración General de Aduanas de China para conseguir más información. La Asociación Brasileña de Proteína Animal (ABPA) informó, en un comunicado, que el sector productivo está analizando la información.

“Aún no está claro en qué momento se contaminó el envoltorio y si ocurrió durante el proceso de transporte de exportación”, dice la nota. Por ahora, no habrá nuevas restricciones a las importaciones brasileñas, según la Embajada china en Brasil. Actualmente, a seis mataderos se les ha prohibido exportar sus productos a China por las preocupaciones existentes con el coronavirus.

La ministra de Agricultura, Tereza Cristina, afirmó al periódico Folha de S. Paulo que el descubrimiento de un pollo infectado importado de Brasil no es positivo para la imagen del país — el segundo del mundo con más contagios y muertes por la enfermedad, las cuales ya superaron las 105.000—, pero dijo que no cree que el episodio afecte a la exportación del producto brasileño.

En opinión del presidente de la Asociación Brasileña de Comercio Exterior (AEB), José Augusto de Castro, aunque no se han dado muchos detalles ni se ha emitido un comunicado formal al Gobierno brasileño, la noticia de la contaminación del pollo genera temor entre los compradores. “Comercialmente, genera preocupación. Tanto directa —sobre cómo China, que es nuestro mayor importador de pollo y nuestro mayor socio comercial, reaccionará— como de otros compradores”, dice. Brasil, el mayor productor mundial de carne de pollo, fue hasta 2017 el principal proveedor de pollo congelado a China, por un valor que se acerca a los 1.000 millones de dólares al año.

Castro señala, sin embargo, que algunos anuncios de China a veces pueden tener solo un propósito comercial. “Este anuncio de China puede ser verdadero o falso, pueden querer un descuento en los precios. Incluso empiezas a pensar en cosas absurdas como: ‘¿China no publicaría esta noticia para complacer a Estados Unidos, que es nuestro competidor en la exportación de pollo?’. No sé, todo podría ser”, dice. Para el presidente de la AEB, por ahora, el impacto no parece ser grande, incluso porque la OMS ha mitigado los riesgos de contaminación a través de los alimentos.

En este primer semestre, la exportación de carne de pollo de Brasil ha aumentado un 1,7% en comparación con los mismos meses de 2019, alcanzando los 2,11 millones de toneladas, según datos de la ABPA. La región sur —de donde es el matadero de la muestra infectada— es responsable del 62% del total de la exportación; el sudeste, del 18% y centro occidente, del 14%.

En una nota, la Asociación Catarinense de Avicultura dijo que estaba en contacto con las autoridades chinas para saber más sobre lo sucedido. Sin embargo, la organización manifestó que “Brasil es un país de excelencia en la producción de proteína animal en el mundo, tanto en el aspecto sanitario como en la seguridad de los procesos productivos, auditados constantemente por más de 150 países a los que se exporta el producto”. (I)

Digiqole ad

Artículos relacionados

Leave a Reply