China desarrolla motores para llegar a Marte en 39 días

 China desarrolla motores para llegar a Marte en 39 días
Digiqole ad

La estación espacial china es ya la primera en la historia que usa motores de iones para mantenerse en órbita. Pero la agencia espacial del país asiático quiere ir mucho más allá y desarrollar esta tecnología de propulsión para viajar a Marte en un tiempo récord: solo 39 días.

La Agencia Espacial Nacional China (CNSA) ha batido a la NASA, que usará propulsores de iones en su estación espacial Lunar Gateway para mantenerla en órbita sobre nuestro satélite natural. La Lunar Gateway está diseñada para hacer de estación de tránsito que facilite la exploración a la Luna y Marte.

El módulo principal de la estación china —llamado Tianhe— tiene cuatro propulsores de iones. Tianhe —que ya ha recibido la primera visita de una nave de carga como se puede ver en el vídeo bajo estas líneas— usará estos motores para corregir y mantener la órbita de toda la estación alrededor de la Tierra.

Cómo funcionan

Estos motores utilizan partículas cargadas —iones— para impulsar una masa, un efecto descubierto en los años 30 por el físico norteamericano Edwin Herbert Hall. Hall —cuyo apellido da nombre a estos motores— observó que era posible acelerar partículas de un elemento y moverlas, generando una fuerza.

Los propulsores de iones usan un campo magnético que limita el movimiento de los electrones de un elemento —xenón o kriptón— y los ioniza para acelerarlos y producir una fuerza para impulsar la aeronave.

Estos motores se llevan usando desde los años 70, cuando la Unión Soviética empezó a utilizarlos para mantener sus satélites Meteor en órbita. Actualmente, la tecnología se usa constantemente, incluyendo muchos de los satélites Starlink de Elon Musk, que utilizan motores de iones con gas krypton para mantener su posición en el espacio o hacerlos caer a la Tierra cuando alcanzan el fin de su vida útil.

La Agencia Espacial Nacional China (CNSA) ha batido a la NASA, que usará propulsores de iones en su estación espacial Lunar Gateway para mantenerla en órbita sobre nuestro satélite natural. La Lunar Gateway está diseñada para hacer de estación de tránsito que facilite la exploración a la Luna y Marte.

El módulo principal de la estación china —llamado Tianhe— tiene cuatro propulsores de iones. Tianhe —que ya ha recibido la primera visita de una nave de carga como se puede ver en el vídeo bajo estas líneas— usará estos motores para corregir y mantener la órbita de toda la estación alrededor de la Tierra.

Los motores de iones son también muy eficientes y requieren muy poco combustible. El cálculo de la CNSA es usar 400 kilogramos de combustible para mantener su estación en órbita durante un año. La ISS, sin embargo, requiere de 400 toneladas anuales de combustible químico.

Pero la CNSA tiene planes mucho más ambiciosos que amenazan los planes de Musk para llegar antes que nadie a Marte: los ingenieros chinos quieren desarrollar un motor de iones de 200 megavatios capaz de impulsar una nave tripulada a Marte en solo 39 días.

Es un objetivo de locos cuando observas la potencia típica de un motor de iones en estos momentos, que va de uno a siete kilovatios. El empuje resultante —de 25 a 250 milinewtons— no es suficiente para empujar una gran masa a la velocidad necesaria para enviar una nave tripulada a otro planeta. Esa es la razón de su uso habitual en satélites y ahora en estaciones espaciales. (I)

Fuente: rt.com

,

Digiqole ad
Paúl Herrera

Paúl Herrera

Artículos relacionados