Centro médico del IESS niega que almacenaba fármacos que se pretendían incinerar

 Centro médico del IESS niega que almacenaba fármacos que se pretendían incinerar
Digiqole ad

El director del centro médico al que supuestamente pertenecía el lote de fármacos hallado en abandono en el nororeste de Guayaquil, la noche del miércoles 14, negó que ocho de nueve de estos insumos hayan estado almacenados en la dependencia para una posterior entrega a los usuarios.

En el sector La Ladrillera, zona de la cooperativa Flor de Bastión, agentes de la Policía Nacional tomaron procedimiento luego de la alerta de habitantes respecto a la supuesta incineración de los productos, indica eluniverso.com.

En redes sociales, moradores reportaron que un lote de fármacos era consumido por las llamas. La novedad se suscitó en la parte posterior de una carbonera.

El directivo del establecimiento perteneciente al Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) indicó que uno de los productos farmacéuticos sí constaba en el stock, pero que en su momento fue devuelto al proveedor al determinarse la caducidad del insumo.

En La Ladrillera, uniformados de la Policía Nacional tomaron procedimiento las noches del miércoles 14 y jueves 15, inicialmente fueron apoyados por los bomberos al tratarse de la quema de productos.

En un reporte, los agentes hicieron constar que eran 25 cajas de medicinas, que ahí constaban 584 unidades de amoxicilina más ácido clavulanicio, 1.433 de roxicaína, 3.420 de neurígeme, 360 betampil piperacilina, 56 epamin, 368 oxialbrex, 3.100 clorpromazina, 394 jeringuillas y 60 marcadores de embarazo.

En un comunicado, el IESS indicó que brindaban facilidades a las autoridades para esclarecer la manipulación y procedencia de los fármacos.

“Esta administración rechaza cualquier acto de corrupción que perjudique la salud de los afiliados, beneficiados y pensionados del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS)”, detalló la institución.

A la par solicitó un informe al directivo del centro médico, el cual atiende en el sur de Guayaquil, pidiéndole incluir los nombres de los responsables de la manipulación de los productos, en el caso de corroborarse que pertenecían a la dependencia.

Un obrero de la carbonera manifestó la mañana del viernes 16 que los cartones llegaron en uno de los camiones que traen palés y otros elementos de madera al sitio.

Dijo que fueron advertidos de la caducidad de los insumos y de que evitaran la manipulación, no obstante, indicó que individuos dedicados al reciclaje habrían regado el contenido para llevarse los cartones. Negó una incineración. (I)

Digiqole ad
Paúl Herrera

Paúl Herrera

Artículos relacionados