Agresiones y saqueos en instalaciones de Parmalat y fincas de flores en Cotopaxi

 Agresiones y saqueos en instalaciones de Parmalat y fincas de flores en Cotopaxi
Digiqole ad

Agresiones a empleados y saqueos en instalaciones de la empresa Parmalat y de fincas productoras de flores en la provincia de Cotopaxi, se registraron este lunes 7 de octubre del 2019.

El Gobierno Nacional confirmó los desmanes y expresó su rechazo a estos actos de vandalismo.

Los saqueos en Parmalat iniciaron alrededor de las 09:30, cuando aproximadamente 180 manifestantes indígenas forzaron las puertas de seguridad de las bodegas de esta empresa, se llevaron productos y agredieron algunos trabajadores.

«Aún no se han determinado las afectaciones humanas y materiales», señala el comunicado.

Mientras que la Asociación Nacional de Productores y Exportadores de Flores del Ecuador (Expoflores) denunció, en su cuenta en Twitter, que comunidades indígenas en el sur «están realizando recorridos por cada finca, sacando al personal que se encuentra trabajando y poniendo en riesgo su integridad».

«Organizaciones indígenas están destruyendo las fincas de flores, nuestros cultivos y obligando a la gente a salir de las fincas», indica Expoflores en la red social.

Añade que los trabajadores han sido amenazados y víctimas de actos vandálicos. Esto es en el sector de Toacaso, Tanicuchi, San Agustín de Callo, Mulaló, José Guango Bajo y Piedra Colorada.

«Nuestras fincas trabajan por el desarrollo del Ecuador. No toleramos actos vandálicos», subraya Expoflores que pide asistencia de las Fuerzas Armadas.

También exhorta «al diálogo, a la tranquilidad, al trabajo y transmitir mensajes que lleven a la conciencia de que la paralización solo nos llevará a la especulación y al caos».

El Gobierno Nacional, en su comunicado, recalcó que rechaza la agresión y el saqueo, y todo acto que ponga en riesgo vidas humanas y bienes públicos y privados.

«El Gobierno muestra su gran preocupación por el descontrol en la expresión política de organizaciones sociales. Estos actos de vandalismo y delincuencia están afectando a la ciudadanía y son responsabilidad directa de la dirigencia de quienes se han movilizado, pues construyen un ambiente de violencia en el país», dice la nota oficial.

«Ecuador es una nación de paz. Quienes quieren destruirlo son quienes usan la violencia como mecanismo de protesta», finaliza. (I)

Fuente: El Telégrafo

Digiqole ad

Artículos relacionados

Leave a Reply