Abdalá Bucaram no tiene impedimentos para ser candidato a la Presidencia

 Abdalá Bucaram no tiene impedimentos para ser candidato a la Presidencia
Digiqole ad

El domingo 9 de agosto, el expresidente de la República, Abdalá Bucaram Ortiz, anunció en un video grabado que aceptaba la candidatura para la Presidencia en las elecciones de febrero próximo.

El anuncio lo hizo en medio de las investigaciones de irregularidades en la comercialización de insumos médicos para los hospitales durante la emergencia sanitaria por el COVID-19, en las que estarían involucrados sus hijos Jacobo, Michel y Abdalá ‘Dalo’.

En la red social Facebook y por tres horas, Bucaram acusó al gobierno de Lenín Moreno y a la ministra de Gobierno, María Paula Romo de impulsar una «persecución estatal gigantesca» de la que él y su familia son «víctimas».

«A pesar de mi corazón, de que no quiero y no quería hacer política, en el día de hoy siento la necesidad de impedir que haya gobiernos de este tipo y lanzo y acepto mi candidatura a Presidente de la República en el año 2021. No podemos tener gobiernos tiránicos que persiguen a una familia», expresó.

¿Cuáles son las posibilidades de que Abdalá Bucaram Ortiz logre inscribir su candidatura?

Esta pregunta es oportuna debido a que Bucaram Ortiz es acusado por la Fiscalía de tráfico de armas y transporte y comercialización ilícitos de bienes del patrimonio cultural, objetos que se encontraron en un allanamiento ejecutado en su casa, semanas atrás.

«Hay amplias posibilidades porque recordemos, el proceso penal está en su etapa inicial, se encuentra en etapa de investigación, de ahí el proceso y el juzgamiento», responde a esa interrogante el abogado Esteban Ron, director de la Escuela de Derecho de la Universidad Internacional del Ecuador (UIDE).

Ron cita los artículos 95 y 96 del Código de la Democracia, relacionados con los requisitos para inscribir una candidatura y las inhabilidades.

«Para Presidenta o Presidente y vicepresidenta o vicepresidente de la República, se requiere ser ecuatorianos por nacimiento, haber cumplido treinta y cinco años de edad a la fecha de inscripción de su candidatura, estar en goce de los derechos políticos y no encontrarse incurso en ninguna de las inhabilidades o prohibiciones establecidas en la Constitución; y (…)», recoge el literal 1 de ese articulado.

En el artículo 96 se detalla que no podrán ser candidatas o candidatos de elección popular «quienes hayan recibido sentencia condenatoria ejecutoriada por delitos de peculado, enriquecimiento ilícito, concusión, cohecho, tráfico de influencias, oferta de realizar tráfico de influencias y testaferrismo; así como, lavado de activos, asociación ilícita y delincuencia organizada relacionados con actos de corrupción».

Esteban Ron tampoco ve un impedimento para la inscripción de esa candidatura en los procesos previos que establece el Reglamento de Procesos de Democracia Interna de las Organizaciones Políticas, debido a que Bucaram puede movilizarse a cualquiera de las delegaciones electorales provinciales o a la matriz, luego de que se le instaló un grillete electrónico como medida cautelar distinta al arresto domiciliario.

«En virtud de la situación de emergencia por la pandemia, las elecciones primarias pueden realizarse de manera virtual, pero el candidato debe -una vez ejecutadas estas- acercarse a las delegaciones provinciales del CNE o a la matriz a materializar, a formalizar esta candidatura, además de la presentación de todos los documentos», detalla el jurista.

De acuerdo con el calendario electoral, las organizaciones políticas deben realizar sus procesos de democracia interna del 9 al 23 de agosto.

Fausto Camacho, integrante del Observatorio Ciudadano Electoral, explica que en ese periodo los movimientos y partidos políticos deben escoger a sus precandidatos.

«Presentada la postulación, el CNE tiene que calificarla», indica Camacho, quien recalca que si Bucaram estuviera bajo arresto domiciliario sí representaría un obstáculo en los planes políticos de quien lideraba el extinto Partido Roldosista Ecuatoriano (PRE), como en el caso de Rafael Correa quien no podría formalizar una eventual candidatura a una dignidad popular por encontrarse fuera del país.

Camacho sostiene que de calificarse la candidatura de Bucaram, la inmunidad de la que gozaría no afectaría a lo actuado por los jueces: «La medida cautelar viene desde antes de que sea candidato«. 

Digiqole ad

Artículos relacionados

Leave a Reply