G. Lasso: «Yo lo llamé y él no me contestó»